RUTA POR EL INTERIOR DE GALICIA

RUTA POR EL INTERIOR DE GALICIA

10 paradas obligadas si te escapas este otoño a la Ribeira Sacra

El interior de Galicia tiene un tesoro en el que viñedos, bosques, ríos y monasterios se conjugan para embellecer aun más la región. Destino prioritario de los amantes de la naturaleza y el senderismo, llegar a Ribeira Sacra y caminar entre sus pueblos es el primer paso de caer enamorados de una comarca única.

La Ribeira Sacra es para muchos el corazón natural y salvaje del interior de Galicia. Situada en la confluencia de los ríos Miño y Sil, es una comarca de frondosos bosques, desfiladeros y viñedos. Un paisaje que se ve salpicado constantemente por preciosos monasterios, fundados la mayoría a partir del siglo XII. De hecho, es de ahí de donde procede su nombre: Ribeira (por sus dos grandes ríos) y Sacra (sagrada, por la condición religiosa de sus pobladores).

Recorrer esta región gallega, supone hacerlo por uno de los ‘pulmones’ del norte de la Península. Senderistas, montañeros y amantes de la naturaleza en general tienen aquí un sin fin de localizaciones a cuál más interesante. Aprovechar el otoño, ya terminada la vendimia, y con los bosques empezando a tornarse rojizos, es un buen momento para acercarse hasta aquí y disfrutar de todas ellas.

Para hacerlo más prácticable, hemos seleccionado las 10 paradas que tendrás que realizar si quieres llevarte a casa un recuerdo de los lugares más interesantes de la comarca. Luego, si tienes tiempo, o si puedes volver, habrá que seguir profundizando. Buena gastronomía, cultura y amabilidad no te va a faltar nunca.

1. Monforte de Lemos (Lugo) es la puerta de entrada a la Ribeira Sacra. Merece la pena acercarse a su casco antiguo, donde sobresale el conjunto compuesto por el monasterio renacentista de San Vicente do Pino, los restos del Palacio de los Condes de Lemos y su torre del homenaje, sede además del Parador de Monforte. Las calles la antigua judería, el Convento de las Franciscanas Descalzas, del siglo XVII, y el Colegio de Nuestra Señora de la Antigua, de estilo herreriano, también son paradas obligadas.

2. Después hay que dirigirse al embalse de Belésar. Allí nos esperan dos iglesias románicas del siglo XII, que pertenecieron a los antiguos monasterios benedictinos de Santo Estevo de Ribas de Miño y de San Paio de Diomondi.

3. El Románico es una constante en la zona. Nuestra tercera parada es la iglesia de este estilo bautizada en honor de San Miguel de Eiré. Es un antiguo monasterio benedictino.

4. No muy lejos de allí se encuentra el monasterio cisterciense de las Madres Bernardas, en Ferreira de Pantón, el único de toda Galicia que sigue en la actualidad ocupado por monjas.

5. En los alrededores de Os Peares, si tenemos tiempo, podemos elegir entre tres iglesias románicas (si no las tres), y entrar a visitarlas. San Fiz de Cangas, Santo Estevo de Atán y San Vicente de Pombeiro son las alternativas si andamos justos de tiempo.

6. En Os Peares (Ourense) veremos el cañón del río Sil y las laderas del valle angosto llena de viñedos, que en otoño estarán ya ralas. Un buen plan es visitar alguna de las bodegas de la zona.

7. Siguiendo el curso del río, es el turno de dos antiguos monasterios benedictinos: el de Santa Cristina de Ribas de Sil, con su iglesia románica y su claustro renacentista, y el de Santo Estevo de Ribas de Sil. Este último es el más importante de la Ribeira Sacra: un espléndido conjunto de iglesia, monasterio y tres claustros que reúne elementos románicos, góticos, renacentistas y barrocos.

8. Nos adentramos en el interior de la provincia de Ourense para visitar la iglesia rupestre de San Pedro de Rocas. Ubicado en la parroquia de Rocas de Esgos, es el conjunto monacal de más antigüedad de Galicia y el único donde se conserva parte de su estructura original, unas cuevas artificiales excavadas en la roca que sirvieron de capilla y cabecera a una iglesia medieval.

9. De allí nos dirigiremos a los monasterios cistercienses de Santa María de Xunqueira de Espadanedo y de Montederramo, ambos de origen románico, aunque muy reformados entre los siglos XVI y XVIII. El camino permite extasiarse ante la naturaleza que los rodea.

10. El final de la ruta es la localidad de Castro Caldelas. Allí nos espera un castillo medieval bastante bien conservado; la iglesia renacentista de Santa Isabel y la Iglesia-santuario de los Remedios, del siglo XIV.

Si tenemos Monforte de Lemos como base de operaciones, estaremos a apenas 25 kilómetros de allí, por lo que, casi sin darnos cuenta, habremos realizado una ruta circular. Nos volveremos a casa enamorados de Ribeira Sacra, en la que el paisaje y la cultura medieval asombran y conquistan.

Más información:
Turismo de Ribeira Sacra

Turismo de Galicia
España es Cultura

Viajestic | @Viajestic | Madrid
| 22/09/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.