La ciudad extremeña Jerez de los Caballeros se sumerge un año más en la época de la Orden del Temple. Del 17 al 20 de julio su pasado templario cobra vida en el marco de un festival que este año celebra su undécima edición. Una cita a la que no puedes faltar. La increíble riqueza histórica y patrimonial de la ciudad, se engalana, y las calles y plazas adquieren una dimensión mágica. Espacios reconvertidos en escenarios para volver al pasado y conocer mejor la historia de la ciudad. Entre otras actividades hay representaciones teatrales en las principales calles de la ciudad. Mendigos, adivinadoras, trovadores, niños, caballeros templarios o damas de la época son algunos de los personajes protagonistas. Además este año se estrena la obra “Aixa, la luz del Temple. Animaciones de calle, mercado de las tres culturas, con la participación de numerosos artesanos, exposiciones fotográficas y la celebración de las "Noches templarias" en el Llano de Santa María, son parte del programa de actividades del XI Festival Templario de Jerez de los Caballeros Pasear por Jerez de los Caballeros es maravilloso en cualquier época del año, pero con el Festival, compartirás espacios con  mendigos, soldados, clérigos, mercaderes, Caballeros Templarios, pícaros, titiriteros y saltimbanquis, cetreros, músicos callejeros, y un sinfín de personajes del pasado medieval. Pasacalles, mercados, comidas medievales, jaimas, teterías, tatuadores, danzarinas. Cultura y patrimonio para vivir la historia como antaño. Jerez de los Caballeros es una ciudad monumental, declarada Conjunto Histórico Artístico en 1966 en honor a sus cuatro parroquias, sus torres barrocas y neoclásicas, sus ermitas, conventos, casas solariegas y palacios y sus estrechas y empinadas calles que, conforman el escenario en el que se desarrolla este evento cultural y festivo. Del legado de la Orden del Temple destaca la muralla, que contó con seis puertas, de las que hoy solo se conservan la Puerta de la Villa y la de Burgos, la Alcazaba fortaleza templaria de origen árabe y la iglesia de San Bartolomé. Recorrer la fortaleza es imaginar la forma de vida de los monjes-soldado, los valientes caballeros templarios que dejaron una huella imborrable en la población. Las vistas desde la fortaleza son espectaculares. En Jerez de los Caballeros hay rincones muy especiales y de gran belleza como el parque de la Morería o en el de Santa Lucía, la fuente del Corcho, y los palacios construidos por la nobleza a partir del siglo XIV. No dejes de visitar la Casa del Sol, el Palacio de Guzmán Sotomayor, el de los Marqueses de San Fernando, el de Rianzuela, el Solar de los Condes de la Berrona o las antiguas casas consistoriales en la Plaza de España.