La basílica de la Sagrada Familia es un símbolo para Barcelona, uno de los atractivos turísticos más visitados de nuestro país y una obra sorprendente de Gaudí. Sin embargo, aún la conocemos sin acabar, puesto que las obras que comenzaron en 1882 (aunque con diversos parones) por fin tienen su fecha de finalización: el año 2026.

Sagrada Familia | Flickr (Jose A., Attribution 2.0 Generic)

Esta obra arquitectónica será completada hasta conseguir una altura de unos 172 metros y un total de 18 torres: cuatro repartidas en cada una de las fachadas dedicadas a los apóstoles, otras cuatro en el crucero, una en el cimborrio dedicado a Jesucristo y otra en el presbiterio que hace honor a la Virgen María.

Hace casi tres años, el 19 de marzo de 2017, se hizo el 135 aniversario de las primeras piedras colocadas en la construcción del templo. Muchas circunstancias han hecho que su evolución fuera parada: la muerte de Gaudí, la falta de permisos y de presupuestos y también, momentos tensos en la historia de nuestro país como la Guerra Civil, momento en el que fue incendiado aquello que se conocía por entonces. Desde entonces y aunque ya se cuenta con un 70% de lo que se espera, las seis torres centrales aún no están acabadas, así como otros elementos de importancia.

Sagrada Familia | Flickr (Jose A., Attribution 2.0 Generic)

Durante este siglo XXI se han hecho grandes avances en su interior, con la construcción de muchas de sus bóvedas, así como fachadas y ventanales que estaban en los planos. De cualquier manera, es una obra muy ambiciosa, como muchas de las que tiene su creador, por lo que lleva tiempo. Aún así, esperamos con ganas poder disfrutar de ella en toda su amplitud a partir del año 2026.