La historia de esta isla tiene 'la culpa' de que sea hoy un lugar realmente peculiar de las islas Hawai; en el año 1872 la familia Robinson compró esta pequeña isla al reino de Hawai por 10.000 dólares en oro; su compradora -Elisabeth Sinclair Robinson- se comprometió a mantener y cultivar la cultura hawaiana y ese es uno de los motivos por los que ésta es la única isla de todo el archipiélago en la que el hawaiano es la lengua principal, consta en el contrato de compra de la isla y así ha de cumplirse siempre.

La población de la isla apenas supera los 100 habitantes que son, en su mayor parte, de étnia hawaiana y, además de trabajar en el rancho de los Robinson, cultivan sus propios terrenos, se dedican a la pesca y también tienen su propia artesanía (fabrican joyas a partir de las conchas que recogen en las playas de la isla); también hay una pequeña base militar por lo que, antes de que se abriera de forma limitada la isla al turismo, sólo los militares así como los propios habitantes de la isla o la familia Robinson podían acceder a ella; la tecnología, como seguro ya has imaginado, apenas tiene cabida en Ni'ihau.

Acantilados en Ni'ihau | Imagen de Polihale en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

De todos modos no creas que los habitantes de esta isla viven alejados del mundo, Ni'ihau es una isla que sufre periodos de duras sequías y en esos momentos los habitantes de la isla la abandonan temporalmente y se instalan en otras islas del archipiélago pero, en cuanto el agua vuelve a Ni'ihau ellos regresan a casa.

Otra de las curiosidades de esta isla que mantiene su esencia histórica y cultural es que aquí se rodaron algunas escenas de la saga de Spielberg Parque Jurásico, además se la conoce como 'la isla olvidada' porque en muchos mapas ni tan siquiera aparece (tal vez por su tamaño, apenas 180 kilómetros cuadrados) y también como 'la isla prohibida' porque hasta hace poco tiempo visitarla estaba, sencillamente, prohibido; aun ahora no es cosa fácil, sólo recibe un número limitado de turistas que además llegan a la isla en pequeños grupos, en visitas organizadas previamente y acompañados siempre por un guía.

¿Te animas a escaparte a la isla prohibida de Hawaii en cuanto vivamos mejores tiempos para viajeros? nosotros también.