BRUJAS, BRUJOS, MAGIA, PAISAJES , CUEVAS Y AQUELARRES

BRUJAS, BRUJOS, MAGIA, PAISAJES , CUEVAS Y AQUELARRES

La Navarra embrujada

Dicen que en estos pueblos se oyen las voces del diablo, que en estas tierras húmedas y escurridizas hay un estado de ánimo especial, que si observas en las puertas de las viejas casonas una flor de cardo, no te debe extrañar pues sirven para alejar los malos espíritus. Si quieres descubrir el misterio, no te pierdas la Ruta de la Brujería en Navarra.

Cuevas de Zugarramurdi
Cuevas de Zugarramurdi | Turismo de Navarra. Antonio Olza

Navarra tiene un pasado embrujado, porque la brujería fue un fenómeno social que trascendió en los Siglos XVI y XVII. Pero... ¿sigue todavía?

Sin duda, el misterio y las ciencias ocultas forman parte nuestra vida desde tiempos inmemoriales, siempre hemos oído o visto algo que nos atrae al lado oscuro. Y seguramente tiene un por qué. Y es que en esta tierra, cuando la sociedad estaba sumida en conflictos, miedos y guerras, que se combatían a base de rezos y plegarias; cuando el infierno inspiraba grandes temores y la gente debía vivir resignada a su destino; algunos trataron de buscar otra explicación en un mundo que no aceptaba disidencias.

Las brujas y los brujos, o aquellos que buscaban remedios y soluciones basados en conocimientos de tiempos pasados, fueron acusados de poseer poderes sobrenaturales o de adorar al diablo, fueron perseguidos, condenados y quemados en hogueras. Más de sesenta poblaciones navarras fueron investigadas por la Santa Inquisición. Y lo cierto es que entre pócimas, aquelarres o exorcismos, en lugares remotos y de difícil acceso, algunos sobrevivieron y de aquellos tiempos, sus descendientes hoy están entre nosotros. Pero esa ya es otra historia.

Lo que sí se ha recuperado son cuatro rutas donde el misterio y los enigmas aún se abrazan a los rincones, una ruta de la brujería Navarra, imprescindible. Hay cuatro itinerarios, así que si quieres indagar en el pasado y tratar de resolver alguno de los enigmas del pasado, toma nota.

Entre bellos paisajes, cuevas, montañas y verdes valles, descubrirás los espíritus de aquellos oscuros años. El primer itinerario es el que nos lleva de Pamplona hasta Orreaga y Roncesvalles, la ruta de las primeras persecuciones de la brujería en Navarra. Auritz- Burguete, Oreeaga –Roncesvalles. Ochagavía, Burgui y Vidángoz, fueron enclaves de gran actividad brujeril. Los procesos y las persecuciones dejaron huella, como en Auritz-Burguete, donde el conocido como “Torquemada navarro” el licenciado Balanza, condenó a la hoguera a cinco brujos. En dirección a Orreaga-Roncesvalles, no dejes de adentrarte en l bosque encantado de Basajaunberro, y en Ochagavía, en el paraje de Muskilda, se celebraban solemnes aquelarres. En esta ruta no hay dejar de visitar la impresionante Colegiata de Orreaga-Roncesvalles del Siglo XII.

Dantzaris de Ochagavía. Ermita de Muskilda

En las localidades de Urdazubi-Urdax, Zugarramurdi, Bertiz, Arraioz y las Cinco Villas que son Arantza, Bera, Etxalar, Igantzi y Lesaka, entramos en la ruta de la frontera, superstición y brujería. En Zugarramurdi tuvo lugar un Auto de Fe y una importante caza de brujas y aquí podemos visitar la Cueva de Sorginen Leizea, de las brujas, y el prado Berroscoberro, el tenebroso lugar donde el diablo pactaba con sus fieles en aquelarres misteriosos. En Urdazubi-Urdax se puede ver el antiguo Monasterio de San Salvador, el molino y las cuevas de Ikaburu, hoy unidas a las de Zugarramurdi por un sendero señalizado. En Bera las acusaciones de brujería fueron numerosas y en el Valle de Malerreka, la ermita de San Miguel tuvo que ser purificada por celebrarse allí multitud de aquelarres. En Zugarramurdi, tienes el Museo de las Brujas y en Arraioz el palacio medieval de Jauregizarrea, donde las mujeres acusadas eran encerradas y torturadas, todo muy siniestro.

Casa palacio Jauregizarrea. Arraioz

El recorrido por los Valles de Larraun, Araitz y Leitzaran, es la ruta de montañas y cuevas, entre la mitología y la brujería. Una zona que se debatía ente mitos arcaicos y el terror de las hogueras justicieras. En 1575 acabó en la hoguera Mari Juana vecina de Anocíbar, acusada por el párroco,y en Alli, Areso, Intza y Olagúe, los cultos paganos estaban a la orden del día. Todo un mundo mágico a nuestro alcance.

El centro de la ruta de brujos en tierras estellesas se sitúa en Bargota, ahí nació el personaje popular de la brujería navarra, el brujo Johanes, que ejerció de clérigo y hechicero en la Iglesia de Santa María. En esta localidad se celebra todos los años la Semana de la Brujería.
En Viana, los orígenes de la brujería se unen al judaísmo. En el prado de Salobre, en la laguna de Cañas se celebraban aquelarres a los que acudían brujos y brujas de toda la comarca.

Plaza de Bargota

Si quieres descubrir misterios y brujerías, Navarra te ofrece cuatro interesantes rutas que te permitirán conocer toda la belleza y las tradiciones de la Comunidad Foral. Unas rutas mágicas, misteriosas y originales por la temática.

 

Marta Rivas | Madrid
| 21/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.