Viajestic » Escapadas

SALAMANCA

La Moza de Ánimas de La Alberca: esta es la sorprendente historia

Si decides visitar La Alberca, pueblo situado en la Sierra de Francia de Salamanca, debes conocer la sorprendente historia de la Moza de Ánimas.

La Alberca

Imagen de Lancora en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 La Alberca

Publicidad

La Alberca es, sin lugar a dudas, uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Salamanca, concretamente de la Sierra de Francia. Su casco histórico, desde luego, no deja absolutamente indiferente a nadie. Además de disfrutar de diversos placeres gastronómicos, así como dejarte fascinar por sus diferentes edificaciones, es el momento de conocer una curiosa tradición.

Cada día, al caer la tarde, podemos oír por La Alberca el replique de una campana cuyo objetivo es llamar a doce mujeres del pueblo que, durante el año, se van turnando. Lo hacen para rezar varias oraciones. El origen de esta tradición es bastante peculiar, y se remonta a tiempos pasados.

La leyenda cuenta que las mujeres de La Alberca salían a rezar diversas oraciones por los difuntos. Un día en concreto, en invierno, una de las mozas decidió no salir a la calle para hacer este recorrido ya que hacía muchísimo frío. No se sabe exactamente cómo, pero su campana cayó por la escalera de su casa y, por tanto, hizo un fuerte ruido.

La Alberca
La Alberca | Imagen de José Luis Filpo Cabana en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Este hecho tan impactante se interpretó como una señal. ¿Qué indicaba exactamente? Que no debía saltarse esa salida para rezar por los difuntos. En ese preciso instante surgió la leyenda de la moza de ánimas. Si ya de por sí este ritual sorprende y es curioso, impresiona aún más cada viernes.

Y es que la moza de ánimas reza una oración a las afueras de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, donde hay una hornacina. Posteriormente, es acompañada por vecinos y curiosos para realizar un recorrido por La Alberca. Por lo tanto es un hecho que, desde luego, si decides visitar este pueblo situado en la Sierra de Francia no puedes perderte esta curiosa, simbólica y sorprendente tradición.

Publicidad