El histórico enfrentamiento entre Moros y Cristianos se ha convertido en Villena en una fiesta de Interés Turístico Nacional que se celebra del 4 al 9 de septiembre; se trata de una fiesta muy espectacular y muy distinta de otras fiestas populares españolas de las que se celebran, especialmente en verano, en la mayor parte de nuestros pueblos, son cinco días de fiestas en las que participan activamente, no como meros espectadores, unas 10.000 personas.

La espectacularidad de estas fiestas comienza con las 14 comparsas que hay en la localidad, 7 de moros y otras tantas de cristianos y lo diverso de sus festejos se debe a que se aglutinan en ellas lo que antes eran tres fiestas diferentes: La Fiesta Patronal de Villena, que era la clásica procesión y romería, con sus correspondientes misas (es una de las más antiguas de España porque se celebra desde el S.XV); La Fiesta Militar o alarde, que se celebra desde el S.XVII y que supuso la participación de la antigua Milicia Militar del Reino en los desfiles de La Fiesta Patronal haciéndola todavía más espectacular; La Fiesta de Moros y Cristianos que no empezó a celebrarse como tal hasta el S.XIX pero que se ha convertido en el elmento fundamental de estos 5 días de fiesta en Villena. Esta última parte de la fiesta consiste en la conmemoración y representación de la lucha entre moros y cristianos y de la conversión del moro al cristianismo.

España fue musulmana allá por el año 711, en el 722 comenzó una Reconquista que no terminaría hasta el emblemático años de 1492 que no fue sólo el del descubrimiento de América por parte de la corona de Castilla sino de la derrota del último rey moro, Boabdil, en España; en memoria de aquellos siglos de batallas se celebran en diferentes pueblos las fiestas de Moros y Cristianos pero nuestra recomendación es que, si quieres descubrir estos festejos, viajes a Villena porque allí la celebración es histórica también por su antiguedad, tiene su origen en el S.XV, y es tan interesante y divertida que es de Interés Turístico Nacional; además se celebra apenas comienza septiembre, todavía estás a tiempo de disfrutar en esta escapada fiestera de las magníficas playas de Alicante.