Viajestic » Escapadas

Patrimonio de la Humanidad

Las Médulas, una de las grandes joyas de Castilla y León

Las Médulas es una de las zonas más espectaculares de León. Te ofrecemos todos los detalles para que disfrutes de una zona que desprende magia a raudales.

Las Médulas

Pixabay Las Médulas

Publicidad

Las Médulas es, indudablemente, una de las zonas más espectaculares de Castilla y León. De hecho, es considerado como una de las grandes joyas de esta comunidad autónoma. Por ese mismo motivo, queremos ofrecerte todos los detalles necesarios para que tu visita a este lugar sea aún más especial.

Si estás pensando en ver Las Médulas, ubicado en la provincia de León, otoño es el mes perfecto para hacerlo. Su paraje natural se convierte en protagonista y te das cuenta de por qué ha sido declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es absolutamente impresionante, ¡y vale muchísimo la pena descubrirlo!

¿Qué son Las Médulas?

Es una antigua mina de oro que fue explotada nada más y nada menos que por el Imperio Romano, hace más de 2.000 años. Tras continuas luchas con los astures (que vivían en esa zona), los romanos descubrieron que en esa zona había oro. De hecho, estaba siendo extraído y utilizado por esas tribus conquistadas. Durante ese periodo de ocupación de los romanos, los astures no fueron esclavos sino mineros en esa explotación del oro.

Las Médulas | Imagen de Rafael Ibáñez Fernández en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

¿Cómo se formaron?

Con el fin de extraer ese oro que se encontraba en el interior de las montañas, los romanos quisieron llevar a cabo un método. Se llama ‘Ruina Montium’ y, con él, se reventaban las montañas con el fin de facilitar la recogida del polvo de oro. Al utilizar este método se tenía que crear una red de canales de unos 100 kilómetros, aproximadamente, siendo excavados en las rocas.

De esta manera, se podía traer agua de las montañas de más altura, para luego almacenarlas en la parte alta de las montañas que iban a ser reventadas. En estos lugares se crearon una serie de galerías sin salida, por lo que el agua se introducía en tromba. Esa compresión del aire atrapado hacía que la montaña explotase.

Otro dato a tener en cuenta es que la masa de agua y arcilla que salía tras esa explosión se lavaba en una serie de canales de madera. Posteriormente, se filtraba con las conocidas como ramas de brezo. De esta manera, se retenía el oro. Por si fuera poco, también se separaban los conocidos como cantos rodados, que aún se pueden apreciar si decides pasear por Las Médulas.

Las Médulas | Imagen de Gun Powder Ma en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

¿Hasta cuándo se explotó el oro?

Se realizó durante unos 200 años. Además se sabe que, durante todo este periodo, se llegó a recuperar más de 5.000 kilos de oro. Aproximadamente, unos cien millones de metros cúbicos como volumen estimado de tierra removida. Es tan grande el volumen que su acumulación al final de ese valle consiguió tamponar esas salidas naturales de agua. Así surgió el que conocemos como Lago de Carucedo.

¿Cómo visitar Las Médulas?

La visita puedes hacerla a través de una ruta circular que te llevará hasta el mismo corazón de este precioso lugar. Esta ruta se inicia en el Centro de Recepción de Visitante, en el pueblo de Las Médulas. Tienes como opción realizar el recorrido circular completo, de unos 3 kilómetros, llamada ‘Senda de las Valiñas’. Tardarás unas 2 horas. ¡También puedes hacer tan solo una parte de esa ruta!

Durante este precioso recorrido tendrás la oportunidad de poder disfrutar de los puntos estratégicos de Las Médulas. Un claro ejemplo lo vemos en las galerías de explotación de ‘La Cueva Encantada’ o, incluso, ‘La Cuovona’. Para disfrutar aún más de la experiencia, se recomienda realizar una visita guiada para que puedas saber, en primera persona, cómo se llevaban a cabo esas explotaciones de oro. ¡Espectacular!

Publicidad