Viajestic » Escapadas

Castilla y León

Medina del Campo: 5 lugares imprescindibles para conocer

Medina del Campo es una de las grandes joyas que podemos encontrar en la provincia de Valladolid. Estos son los rincones imprescindibles a descubrir.

Medina del Campo

Imagen de Garijo en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 Medina del Campo

Publicidad

Medina del Campo, ubicada al suroeste de la provincia de Valladolid, es una villa de origen prerromano. Si hablamos de datos, tan solo se encuentra a 45 kilómetros de la ciudad de Valladolid, cuenta con una superficie de más de 104 kilómetros cuadrados, a una altitud de 720 metros sobre el nivel del mar.

Es, junto a la capital de esta provincia, uno de los núcleos económicos más importantes. Sus actividades principales están basadas en la agricultura, el comercio y, además, la industria del mueble. Medina del Campo no solamente cuenta con Oficina de Correos, Estación de Ferrocarril o, incluso, apeadero para trenes de Alta Velocidad. La villa va más allá, ya que está a tan solo 65 kilómetros del Aeropuerto de Villanubla.

Por lo tanto, está en una localización de ensueño. Esto hace posible, por tanto, que cuenten con una serie de comunicaciones verdaderamente privilegiadas. Por si fuera poco, la historia de Medina del Campo es espectacular, al estar en el corazón de lo que antiguamente conocíamos como el Reino de Castilla. Un lugar absolutamente precioso que debes conocer, a través de sus rincones imprescindibles.

Castillo de la Mota

Es el edificio más característico de la villa y, siendo honestos, no es para menos. Por ese mismo motivo, fue declarado como Bien de Interés Cultural allá por el año 1904. Está ubicado en un pequeño cerro desde el que encontrarás una de las vistas más espectaculares de toda Medina del Campo. Históricamente, es uno de los más destacables.

Castillo de la Mota
Castillo de la Mota | Imagen de Lourdesbarcenilla en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Palacio Real Testamentario

Este Palacio era de Isabel I de Castilla está ubicado en esta villa y, gracias a él, se nos abre una puerta para encontrarnos, cara a cara, con la historia y la figura de la Reina Católica. De hecho, fue allí donde falleció en 1504. Este peculiar nombre lo recibe por ser testigo directo del dictado de la Reina del Testamento y Codicilio.

Palacio Real Testamentario
Palacio Real Testamentario | Imagen de Zarateman en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Torre y Colegiata de San Antolín

Es una de las construcciones más sorprendentes de Medina del Campo, pero también una de las más complejas. Fue construido, en gran parte, entre los siglos XVI y XVII. Lo más destacable de su interior son sus naves, cubiertas de bóvedas de crucería denominada “estrellada”. La capilla de las Angustias tampoco se queda atrás, por su complejidad en la decoración. El reloj de Medina del Campo se encuentra en la Torre de cinco cuerpos.

Torre y Colegiata de San Antón
Torre y Colegiata de San Antón | Imagen de Rastrojo en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Fundación Museo de las Ferias

Es, sin lugar a dudas, el único museo del país en este género. La trama del propio Museo se encuentra en esas reconocidas ferias internacionales que tenían lugar en Medina del Campo, entre los siglos XV y XVI. En este lugar, podemos encontrar una gran cantidad de obras tanto documentales como históricas.

Fundación Museo de las Ferias
Fundación Museo de las Ferias | Imagen de Zarateman en Wikipedia, licencia: dominio público

Centro de Interpretación Huellas de Pasión

Es uno de los puntos fuertes de la villa vallisoletana, sin lugar a dudas. Este Centro se caracteriza por estar sobre el solar de lo que antiguamente era el Hospital del Amparo, así como su capilla. Nos hace viajar en el tiempo, profundizando no solamente en ritos, tradiciones o tallas, sino también en costumbres de la prestigiosa Semana Santa de Medina del Campo. Es tan especial y mágico que es un claro punto de encuentro entre diversas Hermandades de todo el país.

Publicidad