España

España

Un laberinto de piedra en Ciutadella

Las espectaculares canteras menorquinas de s'Hostal

Lithica es una asociación creada con el fin de preservar, recuperar y rehabilitar las canteras de marés de Menorca. El marés es una roca arenisca autóctona de la isla que ya se usaba para la construcción de monumentos megalíticos, muchos de los cuales todavía hoy se conservan. La extracción tradicional se hacía a golpe de escoda, una herramienta de hierro cortante que dejaba en la cantera marcas en la roca. Este tipo de extracción seguía una estructura interna en el terreno, creando circuitos semejantes a los laberintos, con escaleras, terrazas y aristas. Años más tarde, las técnicas más modernas cambiarón este sistema por sierras circulares, que ayudaron a profundizar más en la tierra y alisar las paredes, creando espacios más profundos de formas geométricas. Lo curioso es que estas estructuras se han convertido con el tiempo en un misterioso entramado. Las canteras de marés de S' Hostal parecen hoy ruinas de una antigua civilización. Adentrarse en su espacio es hacerlo es un espacio muy especial, un paisaje artificial realmente impresionante. Desde que las canteras dejarón de explotarse, la naturaleza tomó las riendas del espacio creando un jardín protegido del viento con un resultado encantador. Líthica lo alquiló para darle una segunda oportunidad y para evitar que fuera un lugar olvidado y abandonado. La Pedrera además de rincones sorprendentes incluye un jardín botánico y algunas zonas donde se puede apreciar la marca de las extracciones manuales y de las automáticas que se hacían en la piedra. Una auténtica obra de arte que cincelaron los mineros sin saberlo. Muros verticales arañados de arriba a abajo y laberintos de piedras, que dan cabida hoy a un espacio lúdico, en el que se organizan conciertos, talleres, clases y otros espectaculos. Un espacio natural y cultural recuperado. La entrada de octubre a marzo es gratuita y los recorridos están bien señalizados con símbolos de colores que indican miradores, zonas de peligro o caminos a seguir. Es caótico perderse en su interior fuera de los recorridos establecidos, pero es a la vez una experiencia divertida, en la que podemos jugar a ser un personaje de película. El paisaje lo permite, podemos jugar a ser exploradores o arqueólogos en busca de un tesoro. Hay muchos rincones que descubrir. Los espacios de piedra excavada, nos sumergen en un auténtico laberinto, entre jardines. Un verdadero viaje iniciático de piedra tallada, rascada, agujereada y paredes verticales. Y con motivo del Aniversario de este espacio, se celebra el año del laberinto. Se han habilitado dos espacios nuevos en el interior de las canteras. Uno vegetal en las canteras antiguas, formado por plantas  aromáticas, y un gran laberinto mineral en la zona moderna. Y se puede apadrinar una de las 3000 piedras que lo forman. Si viajas a Menorca, no te pierdas este espacio renacido de S'Hostal, una antigua cantera, un paisaje de piedra y un espacio laberíntico. Maravilloso.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.