Viajestic » Escapadas

EXTREMADURA

Jarramplas: el demonio llega a Piornal, Cáceres

Si buscas una escapada fiestera en enero, Piornal podría ser una buena opción.

Jarramplas: el demonio llega a Piornal, Cáceres

Imagen cortesía de Turismo de Cáceres Jarramplas: el demonio llega a Piornal, Cáceres

Publicidad

Y es que la de Jarramplas, en Piornal (Cáceres) es una Fiesta de Interés Turístico Nacional de lo más curiosa, te contamos en qué consiste: Jarramplas es un personaje disfrazado de demonio danzante que, vestido con un traje multicolor lleno de cintas y con su cabeza cubierta con una máscara diabólica, se presenta en Piornal el 16 de enero y recorre las calles tocando el tamboril; los vecinos, que reconocen en él al mismísimo diablo, le lanzan nabos.

El lanzamiento de nabos es tan intenso que en los últimos años el valiente que se atreve a representar a Jarramplas en esta curiosa fiesta lleva bajo su demoníaco traje una maya de vidrio para amortiguar los golpes. Lo que no está cerrado de antemano es el tiempo que Jarramplas permanecerá en las calles sometido a la lluvia de nabos pero sí sabemos que, cuanto más tiempo logre aguantar en las calles, mejor Jarramplas habrá sido.

Jarramplas no es el único que toma las calles de Piornal en los días de esta fiesta, también lo hace San Sebastián, santo en honor de quien se celebra esta fiesta, aunque su procesión es menos guerrera, claro: a San Sebastián no se le tiran nabos, se le saca en procesión y se le presentan ofrendas, se le canta, se le reza y se le hacen peticiones.

Máscara de Jarramplas
Máscara de Jarramplas | Imagen cortesía de Turismo de Cáceres

¿Cuál es el origen de esta curiosa fiesta que se celebra los días 19 y 20 de enero en honor de San Sebastián?

Se cree que Jarramplas pudo ser un guerrero cristiano que se pasó a las tropas árabes durante la dominación musulmana aunque no hay claros vestigos históricos que sustenten esta teoría; otra posibilidad es que se tratara de un mártir muerto a manos de los judíos por no renegar del cristianismo.

Además, escaparte a Piornal tanto en su fiesta de Jarramplas como en cualquier otro momento del año es una estupenda idea, hablamos de un pueblo con siglos de historia que apenas llega a los 1.500 habitantes, además está en el Valle del Jerte y limita con La Vera, dos de las zonas más bonitas de Cáceres.

Publicidad