España

España

Isla La Digue, el Jardín del Edén en las Seychelles

Las playas más maravillosas de las Islas Seychelles

Vecina de la isla de Praslin y de sus islas satélites de Félicité, Marianne y las Islas Hermanas, La Digue es la cuarta isla más grande de las Seychelles, al norte de Madagascar. Un oasis escondido en el inmenso Océano Ýndico, rodeado por cálidas aguas azules y bordeado de arrecifes de coral. La Isla La Digue con sus espectaculares y originales playas, atrae en cualquier época del año a visitantes de todo el mundo, y les da la bienvenida, con sonrisas, calidez y color. La Digue es una isla donde el tiempo se detiene y donde las tradiciones como viajar en carro de bueyes o en bicicleta siguen vigentes. La Digue es algo más que una isla. Es una forma de vida. El agradable ambiente íntimo, su sosegado ritmo, la arquitectura tradicional y sus impresionantes playas, como la legendaria Anse Source d' Argent, hacen de este destino un lugar mágico para unas auténticas y tranquilas vacaciones en pareja o en familia. Aquí encontrarás la playa más original del mundo. Aguas cristalinas, arena suave y rocas de granito rosa, de formas increíbles, erosionadas por el tiempo de un modo tan imponente, que convierten el paisaje en un cuadro surrealista. En las costas de esta isla, vas a poder pasar un verano extraordinario entre playas tropicales paradisíacas. La Digue ofrece una experiencia tradicional criolla que ha permanecido sin cambios durante generaciones, donde los viejos cuentos sobre Songoula, el mono travieso, cobran vida y donde cada playa, cada colina y cada casa, tiene una historia. Los domingos se reservan para ir a la iglesia, el pescado fresco de los pescadores todavía se vende directamente en el muelle. Los vecinos siguen siendo vecindad y la comunidad es algo más que un concepto. La Digue es el hogar de uno de los últimos molinos de trabajo en las Seychelles, que todavía muestra a los visitantes el método tradicional de romper los cocos, el secado de la carne y la molienda para crear el apreciado aceite de coco. La sencillez de esta isla sigue siendo su principal atractivo. La pequeña Reserva Natural de Veuve, en el interior, es el hogar de una de las aves más raras y únicas del mundo, el papamoscas paraíso negro y ofrece excursiones guiadas. Esta reserva, creada por la Real Sociedad de Conservación de la Naturaleza en 1981, es también el hogar de las Seychelles Bulbul, las Seychelles Sunbird, así como de dos especies muy raras de tortugas de agua dulce. A la isla se accede en barco, por el embarcadero en La Passe. Es un destino virgen para aquellos que buscan las Seychelles más tradicionales. En ningún otro lugar el agua es más cristalina o la arena tan blanca como en La Digue. En una hora se puede llegar caminando o en bici a cualquier punto de la isla, y hay muchos senderos que conducen al interior montañoso. La Playa occidental de La Digue de Anse Source D' Argent es una de las playas más fotografiadas del mundo con sus originales rocas de granito y en la costa suroriental hay otras tres playas excepcionales Grande Anse, Petite Anse y Anse Cocos. Anse Patates, el punto más septentrional de la isla es excelente para practicar snorkel, mientras que las costas protegidas de arrecifes de Anse Fourmis, Anse Banane y Anse Gaulettes en el este de La Digue son los lugares preferidos para ir de picnic y tomar el sol. Si apuestas por unas vacaciones perfectas en familia, donde los peques pueden divertirse, sin preocupaciones y en un ambiente tranquilo y agradable, la Isla de Digue puede ser una buena opción. Esta es la isla más exclusiva y mítica en las Seychelles. El tiempo aquí pasa despacio y las vacaciones son perfectas para relajarse.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.