CIUDADES CON ENCANTO

CIUDADES CON ENCANTO

Los 10 imprescindibles de Niza

El día 17 de junio, España jugará el segundo partido de la Eurocopa contra Turquía en el estadio Allianz Riviera de Niza, la capital de la Costa Azul. Vamos a aprovechar la visita de La Roja para conocer más a fondo esta deliciosa ciudad y hacer un recorrido por los 10 lugares que no nos podemos perder.

Niza es una ciudad luminosa, con más de 300 días de sol al año. Pero no lo es solo por esto, sino también por su riqueza histórica y cultural, por los reflejos en el mar que la rodean, por las cumbres que la bordean, por el colorido de sus calles y por la efervescencia que ilumina sus noches.

Demasiadas razones como para no querer escaparse hasta allí. Y más ahora, que la Selección Española va a tener que jugar su segundo partido de la Eurocopa en el estadio de Niza. Para los aficionados, el rincón número 11 a visitar tras estos diez lugares imprescindibles que harán inolvidable nuestra estancia en la capital de la Costa Azul.

1. Museo de Arte Moderno y la Plaza de Garibaldi. Conocido como MAMAC, se encuentra muy cerca de la Plaza de Garibaldi. Es un edificio con un moderno e impactante diseño que está presidido por una enorme y curiosa escultura. Alberga importantes obras de arte contemporáneo y tienen muchas obras de artistas pop, como Andy Warhol. Además de su ubicación y las obras que alberga, merece la pena la contemplación de la ciudad desde su piso más alto. Interesante también la visita a la Plaza de Garibaldi, que está llena de fachadas ocre y contraventanas verde nizardo.

2. Museo de Matisse. Matisse siempre estuvo enamorado de Niza y muy vinculado a la ciudad, y merece este museo donde se exhiben sus mejores obras, algunas donadas por el propio pintor en vida. El museo se ubica en una hermosa mansión pintada del color rojizo típico de la Provenza. Además de obras de Matisse alberga exposiciones itinerantes de otros autores.

3. Colina de Cimiez. El barrio de Cimiez se localiza en la colina del mismo nombre, que domina la ciudad de Niza; desde este barrio hay estupendas vistas de la ciudad. Además del museo Matisse se encuentran varios edificios emblemáticos como el Hotel Regina, donde vivió el pintor durante su estancia en Niza, el Museo Arqueológico o las Ruinas de Camenelum, antiguo poblado ligur del siglo III a.C. Es interesante también la visita al cementerio, que tiene importantes mausoleos y en el que se encuentra enterrado Matisse.

4. Iglesia Ortodoxa de San Nicolás. Está situada en la parte norte de la ciudad, en la avenida Nicolás II. Se construyó a finales del siglo XIX a imitación de la basílica moscovita de San Basilio por encargo de la viuda del zar Alejandro II, María Fedorovna. Se considera el edificio religioso ortodoxo más bello realizado fuera de territorio ruso. Está rodeada de bonitas zonas ajardinadas que bien merecen un paseo.

5. Palais Lascaris. Se comenzó la construcción de este palacio en 1648 y fue residencia de la familia Lascaris-Vintimille. Es de estilo barroco genovés; los salones están lujosamente decorados, los techos adornados con frescos y conserva una escalera monumental. Está clasificado como Monumento Histórico Artístico y se ha convertido en un museo que alberga una colección de instrumentos de música antiguos.

6. Plaza Rossetti y Catedral. Llena de edificios de fachadas ocres, fuentes, balcones floridos, la catedral barroca y las terrazas de los cafés adornan esta animada plaza que es considerada como una de las más importantes de la ciudad. En ella se encuentra la Catedral de Niza, que fue construida en el siglo XVI y es el más vasto santuario de la vieja Niza. Está inspirada en los modelos arquitectónicos romanos de principios del barroco. El decorado de las capillas y el coro es particularmente suntuoso y el interior está inspirado en la basílica de San Pedro de Roma.

7. Casco antiguo. Se dice que lo que se conoce como turismo nació en Niza en el siglo XVIII, ya que era el lugar elegido por los aristócratas ingleses, rusos y americanos que venían a gozar de un suave invierno y la gastronomía de la región. Hoy en día es el único lugar en el que se puede palpar la vida de la vieja Niza caminando por sus estrechas calles. Se pueden contemplar frescos, guirnaldas y trampantojos que cubren sus bellas fachadas de colores.

8. Promenade des Anglais. El Paseo de los Ingleses debe precisamente su nombre a la cantidad de visitantes extranjeros que poblaban la ciudad escapando del frio invernal en busca del clima más templado de la Costa Azul. Es un paseo marítimo lleno de palmeras, repleto de bares y restaurantes y con mucho ambiente tanto de día como de noche que merece la pena recorrer para palpar el ambiente diurno y nocturno de la ciudad.

9. Las playas. Realmente toda la costa de Niza es una gran playa que tiene dividido el acceso por zonas, gracias al Paseo de los Ingleses. La mayoría de las playas y calas son privadas y hay que pagar para tomar el sol en ellas -el precio es de unos 20€-, pero también hay playas públicas de libre acceso. Entre las más visitadas se encuentran las de Beau Rivage y la Réserve. Merece la pena su visita.

10. Mercado de Cours Saley. En la zona de Cours Saley encontraremos el mercado del mismo nombre. Está lleno de puestos de flores y de jabón de Marsella. El colorido y el perfume lo impregnan todo. Es un paseo delicioso por los coloridos expositores de mercancías, llenas de bullicio y delicioso olor. Por la noche se transforma en un mercadillo de joyería artesanal y pinturas y está lleno de terracitas de picoteo.

Por algo Niza es la capital de la Costa Azul. Es una ciudad luminosa que merece una visita por su color, el arte que llena sus calles y sus trescientos días de sol, que permiten disfrutar de sus paseos y sus playas.

Rocío Rodríguez | Madrid
| 13/06/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.