UNA ESCAPADA AL CORAZÓN DE LA BRETAÑA ROMANA

UNA ESCAPADA AL CORAZÓN DE LA BRETAÑA ROMANA

Tras las huellas de Roma en la Muralla de Adriano

Nos escapamos a Carlisle para visitar el monumento más importante construido por los romanos en la isla de Gran Bretaña.

A solo unos pocos kilómetros de Escocia, la capital del Condado de Cumbria combina 2.000 años de historia con todo lo que cabe esperar de una ciudad moderna. De hecho, la ciudad de Carlisle es la mayor del país con respecto a su área, y es la puerta de entrada del Parque Nacional Lake District, una de las zonas más hermosas del país, y la puerta de entrada a la fascinante Muralla de Adriano, un sitio patrimonio mundial por la UNESCO, y el monumento más importante construido por los romanos en Gran Bretaña.

Un rico patrimonio artístico y natural, que debemos explorar desde una ciudad vibrante que cuenta con las tiendas más modernas, pequeños y encantadores pubs y cafés, y con lugares de ocio que rivalizan con la mayoría de ciudades del norte de Inglaterra.
Carlisle conserva el encanto de su pasado, el de una ciudad fortaleza en la frontera entre Escocia e Inglaterra. En su castillo, que se alza imponente desde hace nueve siglos, se han resistido asedios, custodiado prisioneros reales e incluso alojado regimientos reales.

Hoy puedes descubrir su turbulenta historia, explorar sus estancias y visitar su parte medieval, así como otros edificios militares del siglo XIX, y recorrer el Museo de la Vida Militar de Cumbria. También merece la pena detenerse en la Catedral de la ciudad. La imponente catedral de Carlisle ocupa una posición central en el corazón del casco histórico y los servicios religiosos y los coros se han ofrecido y han cantado en ella durante casi 900 años.

Pero si hay un lugar mágico en el que vivir la aventura de la historia en Carlisle, ese es el Muro de Adriano. Está en el corazón de la Bretaña romana, y forma parte de la historia de la dinámica frontera noroeste del Imperio Romano que abarca 80 millas romanas. La Muralla de Adriano une Carlisle con Newcastle upon Tyne y Bowness-on-Solway en la costa de Cumbria. En tiempos hubo más de 30 fortalezas en la frontera romana, incluyendo las 16 originales en la línea del muro, junto a otras pequeñas fortaleza, torretas, una zanja hacia el norte y el gran movimiento de tierras Vallum al sur.

Hoy en día se puede visitar la cadena de impresionantes fortalezas y los museos que se extienden por todo el norte de Inglaterra mientras descubres el fantástico ambiente de las bulliciosas ciudades y pueblos pintorescos que encontrarás en el camino.

No importa si la Muralla de Adriano fue un símbolo romano para el mundo o una barrera necesaria para mantener lejos de Inglaterra a las "tribus bárbaras", sin duda, es una obra bellísima que nos ha legado la historia. Y ahora, por primera vez en cientos de años, se pueden recorrer caminando los 117 kilómetros que van de Wallsend a Bowness-on-Solway, andando o en bicicleta, pasando por un paisaje bucólico y fantástico que emerge entre brumas la mayor parte del año. Un paisaje que lleva siglos custodiado por esta muralla.

Caminar de costa a costa siguiendo  la Muralla de Adriano, pasando por asentamientos romanos y fortalezas es descubrir la historia a cada paso del camino, y experimentar la vida en el corazón de la campiña inglesa.

Más información: 
Hadrian's Wall
Carlisle

Marta Rivas | Madrid
| 14/09/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.