España

España

Un hotel entre siglos de historia de Barcelona

El magnífico Mercer Hotel Barcelona conserva parte del patrimonio histórico de la ciudad

Fueron los romanos quienes, a finales del siglo I a.C fundaron la ciudad de Barcelona. Lo hicieron sobre un asentamiento establecido en ese territorio y, poco después, construyeron una muralla para protegerla. De esa época, Barcelona aún conserva restos, tesoros y piezas clave en su arquitectura, que se encuentran localizados fundamentalmente en lo que hoy es el centro histórico de la ciudad, el barrio Gótico. Es en esta zona donde se ubica el Mercer Hotel Barcelona, uno de los hoteles más privilegiados de la ciudad condal debido a que cuenta con un importante patrimonio histórico dentro de sus instalaciones. El arquitecto Rafael Moneo ha sido el encargado de rehabilitar el edificio durante cuatro años, tras los que ha conseguido convertir este palacete del siglo XII –que pertenecía a una familia burguesa-, en un lujoso hotel con toques de museo. Su increíble fachada presagia un interior único. Y así es, tras admirar la impactante puerta medieval de madera maciza que preside su entrada en el número 7 de la calle Lledó, nos adentramos en su hall para comprobar que, efectivamente, este exclusivo hotel alberga tesoros que han sobrevivido al tiempo para que nos deleitemos con ellos. En la recepción se aprecia una viga del siglo XVI con pinturas medievales y al fondo se vislumbra un acogedor patio de naranjos que, encuadrado por columnas del siglo XVII, invita a los huéspedes a disfrutar de un café, una copa o una entrañable conversación. Desde su terraza, se pueden contemplar atardeceres únicos con vistas a la catedral y a la basílica de Santa María del Mar, ambas rodeadas de tejados y peculiares áticos. Además, cuenta con una piscina exterior, espacios privados para reuniones o eventos y una pequeña biblioteca con sala de lectura para sentirse como en casa. Un hotel de cinco estrellas que se ganará a todos los que pasen una noche en él gracias a su atención al cliente, un atrio con arcos de media punta que data del siglo XIV y sus llamativos balcones de hierro forjado. En cuanto a sus 28 habitaciones, todas están decoradas por Gastón y Daniela con un estilo sobrio y de líneas rectas que combina a la perfección con las vigas de madera y las paredes de piedra. La fachada posterior del Mercer Hotel Barcelona es una parte de la muralla romana de Barcino, que está al mismo tiempo integrada en el restaurante del hotel. El chef Jean Luc Figueras es el responsable de este restaurante en el que se sirven platos típicos de la zona y sugerencias de alta cocina.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.