San Sebastián es una de las ciudades más cinematográficas de la geografía española, en parte por la inmensa belleza de sus calles, edificios y playas, que no deja indiferente a nadie. Pero, además, la ciudad vasca ha sido escenario y localización recurrente de muchas películas, tanto españolas como extranjeras. En ella se celebra cada año, a finales del mes de septiembre, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que reúne a los mejores actores, directores, productores y profesionales relacionados con el sector cinematográfico. La ciudad entera se rinde al séptimo arte desde su primera edición, en septiembre de 1953, y todos los cinéfilos y críticos están pendientes de sus premios, su Concha de Oro y su alfombra roja. Por ella han desfilado personajes de la talla de Bette Davis, Gregory Peck, Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn, Roman Polanski, Meryl Streep, Richard Gere, Robert de Niro, Brad Pitt, Demi Moore o Mel Gibson entre otros muchos. Y eso, sin querer, ha otorgado a la ciudad un carácter especial que sugiere, que encandila y que intriga. San Sebastián es única por muchos motivos, y el cine es uno de ellos. En este ambiente, todo aquel que visite la ciudad y sea amante del séptimo arte, es casi imprescindible que se aloje en el Hotel Astoria 7. Este alojamiento de cuatro estrellas ocupa el lugar de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, el antiguo Cine Astoria. Fue el primer multisala de la ciudad y contaba con siete salas, además de ser uno de los puntos de encuentro para los jóvenes de la ciudad. Incluso el grupo de música donostiarra La Oreja de Van Gogh le hizo un homenaje titulando su quinto álbum “A las cinco en el Astoria”. El Astoria 7 es un hotel lleno de encanto, se construyó en el mismo lugar en el que estuvo el cine después de que este se derruyera. Aún así, conserva algunos detalles que ha integrado dentro de su decoración en homenaje a él, como por ejemplo las antiguas butacas que decoran la recepción y muchas de las plantas del hotel y que sirven de asiento a una figura de Hitchcock que recibe a todos los huéspedes nada más entrar. Cuenta con 102 habitaciones, todas ellas con una decoración sencilla, clásica y elegante.  Y, como peculiaridad, cada una está dedicada y recibe el nombre de un personaje –actor, director, productor- que haya pasado por el Festival de Cine. De esta forma, los huéspedes pueden elegir si quieren dormir en la habitación de Woody Allen, en la de Audrey Hepburn o bien pasar una noche en otra dedicada a al mismísimo Brad Pitt. El hotel es cálido y muy acogedor y también tiene en sus instalaciones un gimnasio y una biblioteca en la que se puede disfrutar de una agradable lectura de novelas, libros de fotografía y cine, y también coger algunas de sus películas para verlas en la habitación. Para los más nostálgicos, guarda en una esquina el antiguo fichero del cine, con el registro de todos y cada uno de los estrenos desde que abrió hasta que tuvo que cerrar sus puertas, una auténtica joya. El Hotel Astoria 7 se inauguró en el año 2009 y se encuentra a escasos 15 minutos del centro de la ciudad y a 100 metros de la estación de autobuses, junto al río Urumea. Sus habitaciones tienen conexión wifi, televisión plana y al lado del hotel hay un restaurante con una carta de platos típicos de la región y también una cafetería con exquisitos desayunos e incluso tapas y pintxos, muchos de ellos inspirados en el cine.