España

España

Un hotel de cubos en la Rioja Alavesa

Está en Villabuena de Ýlava y es el Hotel Viura

Cuando pensamos en la región vinícola de La Rioja Alavesa nos vienen a la mente, inevitablemente, las palabras tradición y herencia. Todo este territorio situado en la provincia de Ýlava, en el País Vasco, alberga un gran número de bodegas de vino que han sobrevivido al paso del tiempo generación tras generación y han mantenido sus costumbres, eso sí, sin renunciar a la innovación que durante los últimos años ha invadido al sector enológico. Pero no siempre la tradición y las zonas rurales están relacionadas con edificios de piedra que guardan entre sus muros siglos de historias. A veces este aparente clasicismo se puede reinterpretar para conseguir un efecto sorprendente y muy llamativo. Este es el caso del Hotel Viura, un original alojamiento situado en Villabuena de Ýlava. Se inauguró en 2010 y su aspecto exterior se asemeja al de un amasijo de cubos y cristales, eso sí, con un espectacular diseño. Se inspira en la estética cubista y cuenta con un total de 33 habitaciones, 13 de ellas estándar, 14 de tipo Deluxe y 6 espectaculares suites que tienen sus respectivas terrazas ajardinadas. Todas las comodidades imaginables están a disposición de los huéspedes, desde conexión wifi y una biblioteca con varios DVD hasta aparcamiento privado, bicicletas de uso gratuito y gimnasio. Desde su azotea, la privilegiada zona en la que se ha instalado su terraza, se tienen unas increíbles vistas a la sierra de Cantabria y también a la iglesia de San Andrés, que se encuentra justo al lado. Esta construcción, que data del año 1538, contrasta enormemente con el Hotel Viura, creando una estampa única en la que se unen la modernidad y el pasado. La decoración de todas las estancias es sencilla y elegante, sin que casi ningún elemento recuerde a su peculiar exterior. La madera maciza otorga un toque rústico que hace de las habitaciones lugares para descansar y relajarse admirando las vistas. Un hotel de cuatro estrellas que sabe llevarlas y también lucirlas en cada detalle. El hotel dispone de un restaurante que ofrece propuestas típicas regionales, tanto de la cocina vasca como de la riojana. De su techo cuelgan numerosas barricas y en su carta podemos encontrar platos llenos de matices y con una elaboración muy cuidada. Por ejemplo, el foie con wasabi, manzana asada y reducción de mosto, la ensalada de txangurro con crema fresca y lima o el steak tartar de solomillo gallego con migas ibéricas. Y, para acompañar, una visita a su bodega, en la que podemos participar en catas organizadas e incluso cursos. También existe la posibilidad de visitar las localidades más cercanas, como Haro, Logroño o la Rioja, o algunas bodegas como la de Ysios o Marqués de Riscal, para sumergirse de lleno en el turismo enológico. A todas estas características hay que sumarles una que es uno de los puntos diferenciales de este hotel. Viura apuesta por un desarrollo sostenible y que respete el medioambiente, por eso utiliza materiales reciclados para decorar el hotel, emplea huesos de aceituna como combustible y sus terrazas están ajardinadas, además de tener instalado suelo radiante e iluminación LED.

Viajestic | Viajestic
| 04/04/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.