Viajestic » Escapadas

SALAMANCA

La historia de Salamanca a través de sus museos

Tanto si te ves en Salamanca en verano como si sueñas ya con tu primera escapada de otoño, si te seduce la historia te encantarán los museos de esta ciudad castellana.

Museo Casa Albercana

Imagen cortesía de la Diputación de Salamanca Museo Casa Albercana

Publicidad

Los museos son algo así como los tesoreros de nuestra riqueza, de nuestra cultura y de nuestra historia, son sus garantes, sus salvadores; y son además la única forma de navegar a través de lo que fuimos para entender lo que somos, por eso, vayamos donde vayamos, no dejamos escapar los museos que nos descubren tanto del lugar que visitamos como, en ocasiones, de nosotros mismos. Uno de los lugares por los que no puedes pasar sin hacer escala en sus museos es la provincia de Salamanca y, para ayudarte a recorrerlos, a continuación te referimos los más interesantes.

Empezamos por Béjar porque esta ciudad salmantina es conocida como la ciudad de los museos, eso además de haber sido declarada toda ella Conjunto Histórico. Encerrados en los restos de la muralla defensiva de la época medieval descubrirás museos tan interesantes como el Museo Textil ¿sabías que en esta ciudad a mediados del S.XIX había 200 fábricas que producían más de 750.000 varas de paño? ¿sabes cómo lo hacían? Lo descubrirás en el Museo Textil de Béjar.

¿Más museos en Béjar? Los hay. El Museo Judío, obra y arte del ingeniero melillense David Melul, es un homenaje a los sefardíes, los judíos españoles, aquí descubrirás más y mejor que en ningún otro lugar cómo y por qué se produjo su expulsión de España; el Museo de Escultura, inaugurado en 1980, muestra obras de Mateo Hernández y Francisco Ganzález Macías.

Museo Carmelitano. Alba de Tormes
Museo Carmelitano. Alba de Tormes | Imagen cortesía de la Diputación de Salamanca

Seguimos en Béjar porque todavía nos queda algún museo interesante que visitar en esta localidad salmantina, en concreto el Museo Legado Valeriano Salas, un museo que existe gracias al fotógrafo viajero que le da nombre porque las obras que aquí se exponen son las que él mismo adquirió en sus viajes tanto por Europa como por África, también por japón, India e Irán: verás porcelanas de Sèvres, esmaltes de Limoges y manuscritos de origen persa e hindú entre otras maravillas.

Museo Judío. Béjar
Museo Judío. Béjar | Imagen cortesía de la Diputación de Salamanca

Aunque Béjar es la ciudad de los museos, lo cierto es que no todos los museos salmantinos que merecen nuestra atención están en esta localidad, en Yecla por ejemplo está el Museo de Castro de Yecla la Vieja, un espectacular museo que te permitirá viajar en el tiempo desde el S.V aC hasta la Edad Media gracias anto a las piezas arqueológicas que muestra como a sus recursos audiovisuales.

El Museo Ángel Mateos, el MÁM, es uno de los secretos mejor guardados de Salamanca y suele dejar sin palabras a quienes lo visitan: construido en bloques y nervios de hormigón, es en realidad una abstracción que reivindica el arte moderno pero que asu vez se basa en la naturaleza y la historia evocando dólmenes y menhires, los primeros monumentos prehistóricos.

Museo de Yecla
Museo de Yecla | Imagen cortesía de la Diputación de Salamanca

Terminamos nuestro paseo por los museos salmantinos en el Cementerio de Arte de Morille; se trata de un museo moderno, fue inaugurado en el año 2005, y su propósito es el soterramiento de piezas de reconocido valor artístico o vincualdas al arte de vanguardia.

Publicidad