En medio del impresionante paisaje del fiordo de Hegge y el Parque Nacional de Jotunheimen, en la cordillera más alta de Noruega, en la provincia de Valdres, encontramos la pequeña aldea de Heggenes. Aquí, a 500 metros de altitud sobre el nivel del mar, rodeado de bosques y de pintorescos lagos, se ubica el Herangtunet, un magnífico hotel boutique que sorprende por fuera y por dentro. En una gran finca, y junto a una serie de antiguos edificios patrimoniales, este encantador establecimiento de diseño ofrece un alojamiento único a orillas del fiordo.

Se trata de una construcción tradicional, típica de esta provincia: una gran casa de madera que esconde en su interior un mundo de belleza y diseño. Herangtunet cuenta con cinco habitaciones temáticas: cuatro suites y un apartamento amueblado. En el caso de las suites, se trata de estancias con carácter, íntimas yde estilo único, con una decoración inspirada en varias ciudades y países de todo el mundo, personalizada, de felpa y mobiliario agradable, junto con estufas y chimeneas de leña (desde 140 €/noche en habitación doble con desayuno incluido).

El apartamento, por su parte, está cerca de un lago y dispone de una cocina de grandes dimensiones con placa vitrocerámica, microondas, horno eléctrico, lavavajillas y una variedad de pequeños electrodomésticos. Con dos dormitorios, cada uno con una cama doble y una cama por encima, con capacidad para tres personas. Se proporcionan edredones y almohadas. La ropa de cama y las toallas se pueden alquilar. El apartamento está disponible por semanas, de sábado a sábado (desde 825 €).

Todas las habitaciones y el apartamento tienen dos cosas más en común: vistas al jardín de la granja y un silencio impresionante por la noche. 
El hotel dispone también de una sauna y un jacuzzi, con vistas al bosque, para relajarse tras una jornada de actividad. Con un gran jardín y con terraza ideales para las noches de verano, su restaurante, con una acogedora estufa de leña y grandes mesas de comedor, sirve platos típicos noruegos.

Si te gusta el turismo activo, aquí vas a poder pescar, hacer senderismo o piragüismo. Las actividades de verano incluyen paseos en bicicleta de montaña y a caballo, entre muchas otras opciones. A tan solo 18 kilómetros se encuentra Beitostølen Ski Resort, el lugar perfecto para los entusiastas de los deportes de invierno. En los meses fríos, la nieve está garantizada y se puede disfrutar de una amplia gama de actividades, desde el esquí alpino y el telemark a campo través, hasta paseos de trineos tirados por perros y en motos de nieve. Además, la ciudad de Heggenes se encuentra a tan solo 5 minutos en coche.

Herangtunet es un punto de partida ideal para unas vacaciones en Noruega en cualquier época del año. A tan solo 177 kilómetros de distancia de Oslo, está situado en una de las regiones más soleadas del país (sorprendentemente, cuenta con temperaturas mucho más altas de lo que uno esperaría en estas latitudes, gracias a la Corriente del Golfo). Incluso en pleno invierno los puertos permanecen libres de hielo. En verano, las temperaturas se elevan a valores entre 25 y 32 ºC.

Si buscas un destino diferente, exuberante, donde la naturaleza te envuelva y despierte tus sentidos, sin duda te encantará este pequeño hotel en el corazón de Noruega.

Más información:
Herangtunet