España

España

Grazalema, una escapada natural

Un destino rural y de naturaleza para vivir en familia.

La Sierra de Grazalema es un paraíso natural cuna de algunos de los más bellos Pueblos Blancos; su parque natural es además Reserva de la Biosfera y se deja caminar, observar e incluso rodar en bicicleta. Bosques de Pinsapo -un abeto mediterráneo único en el mundo-, más de 200 variedades de aves y otras especies, lugar de paso del buitre leonado o el águila calzada, mágicos atardeceres de montaña, soberbios miradores y... Grazalema, un pueblo blanco de calles estrellas y empedradas y fachadas decoradas al modo de patios cordobeses, con geranios y buganvillas. Y además, en las cercanías de Grazalema, Ronda y su Puente del Tajo y Ubrique y su tradición peletera. Hay rutas de senderismo trazadas para todos los estados de forma, para recorrerlas a pie, en bicicleta y a caballo, en familia, con amigos y también con los niños; son caminos naturales y vivos, bellos siempre y deslumbrantes en primavera antes de que el calor apriete. El sendero del río Majaceite -cinco kilómetros entre chopos, fresnos y olmos- y  el del Llano del Ravel -a la vista del bosque de pinsapos- se recomiendan para quienes caminan con niños; para recorrer el bellísimo sendero del Pinsapar y el de la Garganta verde, ambos de cierta dificultad, el primero por su longitud -12 kilómetros- y el segundo por su empinada cuesta junto a una garganta de unos 400 metros, es necesario solicitar permiso en El Centro de Visitantes de El Bosque; son recomendables, por sus espectaculares vistas, el Sendero del Salto del Cabrero y el ascenso al Pico el Torreón. Para conocer la Sierra de Grazalema te proponemos un hotel en el que te sentirás como en casa y te recuperarás tras los días de rutas, senderos y excursiones: es el Hotel Fuerte Grazalema, un cuatro estrellas con vistas a la sierra y atardecer imperdible desde su piscina. Se trata de un hotel bien dispuesto para acoger a los niños, con planes especiales para ellos; la restauración es, en su restaurante buffet, natural y de productos de la tierra con especial cuidado para las necesidades específicas de diabéticos o celíacos; la oferta gastronómica se completa con el Bar Noble y el Bar Endrino, con vistas a la Sierra; gestionarán el alquiler de tu coche si lo necesitas o tu visita al SPA Grazalema ubicado en el centro del pueblo. Y, además, te ofrecen sus experiencias para que te lances a vivir la Sierra sin miramiento alguno; las hay para todos los gustos, desde talleres gastronómicos para aprender a hacer un buen gazpacho o una sangría, hasta diferentes rutas de senderismo por la Sierra. Si buscas un destino natural para vivirlo en familia, la Sierra de Grazalema te espera... y en el Hotel Fuerte Grazalema te gestionan la reserva.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.