Viajestic » Escapadas

TURISMO ARQUITECTÓNICO Y MILITAR

Fortalezas en Navarra: las más espectaculares y con más historia

Es el momento de hacer un recorrido por esas fortalezas de Navarra que, sin lugar a dudas, tienes que visitar al menos una vez en la vida. ¡Son espectaculares!

Fortalezas en Navarra

Imagen de Diego Delso en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Fortalezas en Navarra

Publicidad

Navarra, históricamente, fue el escenario más que definitivo de aquella Reconquista que comenzó en el Principado de Asturias. Es un lugar absolutamente estratégico dentro de la península ibérica, que alcanzó su mayor esplendor durante una época concreta: La Edad Media.

Cabe destacar que, dentro de Navarra, podemos encontrar la conocida como “Zona Media” donde se conservan algunos grandes ejemplos de lo que consideramos como arquitectura medieval. Por ese mismo motivo, vamos a hacer un pequeño recorrido por esos rincones donde encontrarás las fortalezas más espectaculares de la Comunidad Foral de Navarra.

San Saturnino de Artajona
San Saturnino de Artajona | Imagen de Yiorsito en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Artajona

Ubicado en la conocida comarca de Tafalla, Artajona posee una de las fortalezas más espectaculares de Navarra y de España. Cabe destacar que data del siglo XI y es conocida como “Cerco de Artajona”. Cuenta con hasta 9 torreones perfectamente restaurados en torno a la llamada iglesia de San Saturnino, que data del siglo XIII.

Este templo fortaleza cuenta con unos espectaculares muros exteriores, así como una bella portada gótica donde se aprecian imágenes tanto de la reina Juana de Navarra, así como su marido Felipe el Hermoso. Por si fuera poco, también se distingue el martirio de San Saturnino, santo que da nombre a esta edificación.

Castillo de Olite
Castillo de Olite | Imagen de César Viteri Ramirez en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 2.0

Olite

Está situado en el corazón de la comunidad autónoma y a tan solo 42 kilómetros de Pamplona. Es una delicia pasear por su casco histórico, donde encontrarás impresionantes iglesias, caserones de piedra y diversos palacetes nobles. Lo que más llama la atención, sin lugar a dudas, es ese castillo-palacio que se ha convertido en el emblema de Olite. Es un ejemplo de gótico civil navarro y fue sede de reyes de Navarra hasta que, en el año 1512, fueron incorporados a la Corona de Castilla.

La parte más antigua, que data del siglo XII, es el Parador de Turismo desde 1966. El resto, del siglo XIV y XV, es un bello edificio donde apreciamos ciertas reminiscencias francesas. Un incendio arrasó con él en el año 1813 y fue reconstruido de manera total unos cuantos años después, concretamente en el 1937.

Ujué
Ujué | Imagen de Adbar en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Ujué

Este precioso pueblo está construido nada más y nada menos que sobre una loma desde donde encontrarás unas excepcionales vistas de la Cordillera Pirenaica, pero también de la llanura de la Ribera. Justo en el punto más alto del pueblo, concretamente a 815 metros sobre el nivel del mar, puedes encontrar el Santuario de Santa María. Se trata de una espectacular iglesia que tiene un aspecto de fortaleza medieval. Esta edificación se realizó en el siglo XI, sobre un templo románico.

Muruzábal
Muruzábal | Imgen de Jl FilpoC en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Muruzábal

Está situado a poco más de 20 kilómetros de Pamplona. Lo más destacable es la espectacular iglesia de Santa María de Eunate, puesto que es un extraño e impresionante ejemplo de la conocida arquitectura románica de planta octogonal. Es decir, similar al del Santo Sepulcro de Jerusalén. Su origen no es muy claro, pero se puede situar en el siglo XII. Se convirtió en un punto estratégico en ese Camino de Santiago, sirviendo como descanso pero también como sanatorio de caminantes.

San Martín de Unx
San Martín de Unx | Imagen de PMRMaeyaert en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

San Martín de Unx

Está en la parte más montañosa de la merindad de Olite y, por tanto, a unos 45 kilómetros de la ciudad de Pamplona. Entre sus empedradas calles y sus características casonas podemos encontrar algo tan espectacular como es la iglesia de San Martín de Tours. Se trata de un obispo húngaro del siglo IV que se convirtió en nada más y nada menos que en patrono de Francia.

Publicidad