Viajestic » Escapadas

GALICIA

Estos son los castros de Galicia que te van a enamorar por sus vistas

Es imposible no enamorarse de los castros gallegos que miran al mar.

Castro de Baroña

Imagen cortesía de Turismo de Galicia Castro de Baroña

Publicidad

Los castros son poblados fortificados en los que vivían los habitantes de Galicia cuando esta tierra era celta (entre el S.VI a.C. y el S.VI d.C.); en estas fortificaciones era donde se refugiaban los antiguos pobladores de Galicia en tiempos de tierra pero, más allá de su función más pragmática, tenían también una dimensión mágica: se construía en zonas altas, es decir, tan cerca del cielo como era posible estando en la tierra y esto se hacía porque entonces se consideraba que así se facilitaba el contacto con el más allá.

Los castros son en realidad el vestigio más notable del pasado celta de Galicia, es verdad que de ellos solo se conservan restos pero eso no los hace menos espectaculares, especialmente si hablamos de los castros con vistas al mar ¿cuáles son? El Castro de Baroña y el Castro de Fazouro.

Castro de Santa Tecla
Castro de Santa Tecla | Imagen de Kilezz QuiRóH en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Castro de Baroña

Está en la parroquia de Baroña, en el municipio de Porto do Son y es una fortificación construida en una península; se estima que estuvo habitado entre el S.I a.C. y el S.I d.C.; tenía dos murallas a su alrededor que protegían las viviendas que guardaba en su interior, se conservan 20 de esas viviendas de planta circular. Cuando llegues a este castro y mires hacia el cielo y hacia el mar comprenderás a la perfección que los celtas se sintieran allí más cerca del más allá, no porque quieras que allí termine nada sino porque sentirás que allí está todo.

Castro de Fazouro
Castro de Fazouro | Imagen cortesía de Turismo de Galicia

Castro de Fazouro

Está en la parroquia de Fazouro en el municipio de Foz, al norte de la provincia de Lugo; no es es tan antiguo como el de Baroña, se cree que el de Fazouro estuvo habitado entre el S.I y III d.C.; se conserva como museo y de entre todos los castros gallegos que se conservan es el únido en la costa cantábrica.

El Castro de Fazouro contaba con un foso a su alrededor pero no estaba amurallado, se cree que parte de este castro se ha perdido por la erosión de la costa pero aun así se conserva una buena parte de él; aquí las edificaciones son de planta cuadrada, no redonda como sucede en Baroña, algunas d eellas cuentan con bancos de piedra adosados a sus paredes, se cree además que algunas de estas edificaciones tenían planta superior por los restos de escaleras que se han descubiertos.

Publicidad