Viajestic » Escapadas

JAEN

Esta es la historia que esconde la Fuente de Santa María de Baeza

En la provincia de Jaén podrás encontrar una fuente de lo más peculiar. Es la de Santa María de Baeza y esta la historia por la que se construyó.

Baeza. Jaén

Imagen de Arnoldius | en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Baeza. Jaén

Publicidad

Una de las cuestiones que más nos sorprende de Baeza, situado en la provincia de Jaén, es la cantidad de elementos históricos que tiene. Una de las más sorprendentes es, sin lugar a dudas, la Fuente de Santa María de Baeza. Fue construida en el año 1564 por Ginés Martínez.

La curiosidad es que fue mandada construir por un motivo muy concreto: La conmemoración de la exitosa culminación de la traída de aguas a la población, que procedían nada más y nada menos que de la Mina de la Celadilla. Por lo tanto, de ahí viene la sorprendente forma de esta fuente.

Ya que tenía como objetivo recrear esas formas que tanto caracterizan a un arco triunfal romano. Recordemos que este es un modelo arquitectónico que es todo un símbolo de la Antigüedad clásica. Esta peculiar fuente que podemos encontrar en Baeza, con el paso del tiempo, se convirtió en objeto de diversas intervenciones.

Baeza. Jaén
Baeza. Jaén | Imagen de José Luis Filpo Cabana en Wikipedia, licencia: CC BY 3.0

Sobre todo durante los siglos XVII y XVIII, con el fin de mejorar esa traída de las aguas. Una de las más destacadas se realizó en un año concreto, en el 1770. Es entonces cuando se decide renovar la fuente y, sobre todo, ese sistema de cañerías del Arca del Agua. Un hecho que, desde luego, marcó un punto de inflexión en muchos sentidos.

Cabe destacar que la última de las actuaciones que se han realizado en la Fuente de Santa María de Baeza se realizó entre los años 1993 y 1994, con la que se consiguió que volviera a tener agua corriente. En cuanto a estructuración, la fuente es nada más y nada menos que un pilar de cuatro lóbulos y, justo en el centro, se alza ese característico arco del triunfo.

Hay dos cuerpos. El primero de ellos está construido sobre cuatro pilares, donde se le adosan ocho columnas y, a su vez, vemos cuatro medallones con diversas inscripciones. En el segundo en cuestión, que cuenta con menos anchura, cuenta con el escudo de Felipe II. Por lo tanto, estamos ante una de las fuentes más características de Baeza y, sobre todo, ¡con más historia!

Publicidad