España

España

Escapada de lujo en pareja al corazón de Ibiza

Mirador Dalt Vila un exclusivo hotel en el casco antiguo Patrimonio de la Humanidad

En pleno corazón de Dalt Vila, en el casco antiguo de la ciudad de Ibiza y rodeado de históricas murallas, un antiguo palacete familiar reconvertido en hotel de lujo se convierte en el alojamiento ideal para una escapada en pareja. El Hotel Mirador de Dalt Vila conserva el encanto de 1904, obras de arte, murales, esculturas, mobiliario de época y una cuidada decoración que evoca el pasado noble de Dalt Vila conservado con mimo por sus propietarios. Romántico, íntimo y exclusivo el hotel forma parte del recinto fortificado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1999. Remodelado e integrado a la perfección con las murallas del Siglo XVI, en la cima de una colina en el centro de la ciudad y con unas vistas únicas del mar Mediterráneo, las 12 habitaciones del Mirador de Dalt Vila están decoradas con muebles que evocan otras épocas pero con todas las comodidades de los tiempos de hoy, aire acondicionado, TV de plasma vía satélite, carta de almohadas y baños con albornoz y artículos de aseo de la marca Loewe. Las habitaciones de la última planta, abuhardilladas y con vistas a la bahía, son las más románticas. Con servicio gratuito de enlace con el aeropuerto y conexión Wi-Fi gratuita en todo el establecimiento, más cómodo imposible. El Hotel Mirador de Dalt Vila dispone de un amplio abanico de ofertas y promociones para una estancia de lujo. Precios desde 269 euros la noche. Para entrar en el recinto amurallado en coche se necesitan unas tarjetas especiales que el establecimiento facilita a todos sus clientes. El Hotel Mirador Dalt Vila forma parte de la cadena de hoteles de Relais & Châteaux. Con piscina al aire libre, tumbonas y una bañera de hidromasaje. Restaurante de cocina mediterránea de vanguardia,con exquisitas especialidades ibicencas, todo el sabor de Ibiza. Un cocktail bar con terraza y enoteca con vinos de las islas y del resto del país completan la oferta de restauración. A partir del mes de abril el hotel abre sus puertas para una nueva temporada, así que, de cara al buen tiempo, reserva con antelación, las habitaciones vuelan. Una escapada a la isla de la luz en pareja, en un hotel que es un remanso de paz, lejos del bullicio característico de Ibiza. Imprescidible. Mirador de Dalt Vila a tan solo 4 kilómetros de la isla de Formentera, cuenta con un servicio de yate privado y excursiones para visitar el último paraíso del Mediterráneo.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.