España

España

Una escapada entre hayas solo para dos

Palacio de Esquileo, un hotel rural con mucho encanto

Ubicado en un entorno excepcional, entre valles y hermosos bosques de hayas, en la provincia de Segovia, el Palacio de Esquileo es un hotel con un encanto especial. Un lugar privilegiado y excepcional. Muy cerca de lugares emblemáticos como Riaza, Sepúlveda, Ayllón o Pedraza y muy cerca de la Estación de Esquí de la Pinilla, las Hoces del Río Riaza y de la Hoces del Rio Duratón. Junto al hayedo de la Pedrosa, y en un paisaje de gran belleza, enmarcado por el puerto de la Quesera que asciende por el valle por el que pasa el cauce del Río Riaza, y arrullado por numerosos manantiales de aguas cristalinas. Es en este marco sensacional, en el que os proponemos una escapada otoñal repleta de colores y rincones naturales para perderse en pareja. Un entorno romántico y bello para disfrutar lejos de la rutina diaria. En la pequeña localidad de Sotos de Sepúlveda, el Palacio de Esquileo es una mansión de piedra, un conjunto arquitectónico de cinco edificaciones, con un total de veinte habitaciones, todas con aire acondicionado, TV vía satélite y minibar. Baños privados con artículos de tocador y algunoscon bañera de hidromasaje. El Palacio De Esquileo es un edificio rural rehabilitado con mimo, una construcción de las que formaban parte de la Mesta, palacios asentados en la falda norte del Sistema Central, en una zona cuyas aguas sin sales daban brillantez a las lanas. Dejando vigas de madera vistas y suelos de baldosas o de madera que aportan calidez a sus interiores, este edificio mantiene su esplendor de antaño. Tres salones: el Amarillo, el Verde y el Azul, el Torreón y la Sala de las Lámparas, además de un Pabellón, zonas ajardinadas y la Plaza de las Columnas forman parte del complejo. Con conexiónWifi gratis en todo el establecimiento El restaurante sirve cocina tradicional segoviana, mediterránea e internacional, aunque recomendamos probar la espléndida gastronomía local. Y el bar es el lugar ideal para descansar trás una jornada de paseos y visitas culturales. Para saber y planificar donde ir, en el mostrador de información turística del hotel, te darán información sobre los mejores rincones en los que perderte. Es en otoño, cuando las hojas de las hayas se vuelven rojas y las de los robles amarillas, uno de los mejores momentos para visitar estos parajes. Si buscas tranquilidad, romanticismo y lugares con encanto, sin duda el Palcio de Esquilieo os encantará.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.