Viajestic » Escapadas

PÓLVORA, NINOTS Y ACTIVIDADES PARA TODA LA FAMILIA

Una escapada a las Fallas con niños

Cada año las fallas son una cita ineludible para todos aquellos a los que les guste la fiesta, la tradición y por supuesto el fuego y el ruido atronador de la pirotecnia. Nada más comenzar el mes de marzo, los falleros se preparan al 100% y la ciudad comienza a oler a pólvora y también a nervios. Por eso, si aún no tienes planificada tu escapada para conocer de cerca las Fallas, es el momento de que lo hagas.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Marta Combarros | Madrid
| 29.06.2020 02:38

Pero, ¿qué ocurre con las familias que quieran viajar a Valencia con niños? Sin duda, es una alternativa de ocio para toda la familia y por ese motivo encontrarán en la ciudad actividades tanto para mayores como para los más pequeños de la casa. El trayecto puede ser, en parte, el mismo que si el grupo estuviera compuesto solo por adultos. Es decir, por lo menos hay que ver una mascletà, que todos los días tienen lugar a las 14:00 horas en la Plaza del Ayuntamiento. Sin embargo, al ir con niños hay que tener en cuenta que la distancia a la que hay que colocarse debe ser más amplia para seguir a rajatabla todas las recomendaciones de seguridad.

El ritmo frenético que se vive estos días en Valencia puede ser agotador para los más pequeños, por eso conviene reponer fuerzas con un buen chocolate caliente con buñuelos de calabaza, algo que les encantará. Es fácil encontrar este dulce típico en cualquiera de los puestos ambulantes que durante este mes abarrotan la ciudad. O también optar por algunos de los locales más emblemáticos, tales como las horchaterías de la plaza de la Reina o Alboraya.

La capital del Turia se tiñe de luces durante la Nit del Foc, aunque quizás a una hora en la que los niños ya estarán dormidos, pero si consiguen aguantar se puede ver el espectáculo de castillos de fuegos artificiales desde la noria de la avenida de Aragón. Desde ella se tienen unas vistas increíbles ya que es una de las más altas de la península.

El día 19 de marzo, la Cremá comienza. Todos los ninots se queman y un poco antes de que comience el espectáculo tiene lugar la cabalgata de fuego. A las 22:00 horas se empieza la cremá de las fallas infantiles y a las 00:00 le seguirán en un baile entre llamas el resto de fallas. Pero antes de que este día llegue, es recomendable llevar a los niños a visitar el Museo Fallero, donde se exponen cientos de ninots entre los que encontrarán algunos de sus muñecos preferidos y disfrutarán visualmente.

Las Fallas son la cita perfecta para explicar una tradición con décadas de historia a los niños y contagiarles de la magia que se respira durante estas semanas en Valencia. El buen tiempo siempre acompaña y anima a salir a las calles sin descanso, la mejor forma de exprimir una ciudad tan mediterránea y auténtica.

Publicidad