Integrado a la perfección en el paisaje, este eco camp cuenta con tiendas amplias y confortables, decoradas con piezas únicas, con obras de arte de artistas locales que forman un conjunto armónico con los alrededores. En contraste, una ambientación elegante y sencilla, de materiales naturales, con esteras africanas y alfombras bereberes, además de piezas traídas de viajes al extranjero y faroles marroquíes que dan la impresión de estar en una expedición de otra época, del pasado.

Con un equipo que recibe encantado a los huéspedes en su pequeño rincón del paraíso y que ofrece un servicio impecable, Scarabeo Camp, aúna ingredientes que combinados forman una alquimia única, un lugar para relajarse y desconectar de las tensiones de la vida cotidiana. Un lugar en el que perderse y evadirse por unos días. A cuarenta kilómetros de Marrakech, en el desierto, con vistas impresionantes de la grandeza estéril del Agafay y más allá de las montañas nevadas del Atlas.

El campamento cuenta con 7 habitaciones privadas o tiendas de campaña privadas, elegantes y vestidas con lujosas telas, y 3 tiendas con baño privadas, repartidas por el terreno, iluminado por faroles parpadeantes. Un campamento muy flexible que se puede montar y desmontar, lo que permite añadir tiendas adicionales para ocasiones especiales.

Cada dormitorio privado consiste en una tienda nómada de grueso de algodón blanco con camas regulares y cómodas, individuales o dobles. Con zona de salón tradicional marroquí cubierto de cojines étnicos o un escritorio de madera. Un panel de algodón en la entrada de cada tienda, para dar privacidad y que puedas disfrutar en silencio del paisaje desértico alejado de todo.

La filosofía de Scarabeo Camp es 100% ecológica, así que respeta el agua como un bien muy preciado y cuenta con tiendas más pequeñas en suite con inodoros occidentales y duchas bereber con agua caliente y un balde de agua fría. En los servicios y en las tiendas encontrarás jabón negro tradicional. También hay dos tiendas de campaña con una "lluvia real" disponibles para todos.

Y lejos de todo, en el campamento se sirve cocina tradicional marroquí en torno a una mesa común iluminada con velas, uno de placeres de un campamento en el desierto. Cuando la noche envuelve el campamento, la carpa comedor ilumina la colina y llena la noche con los sonidos de la conversación y el tintineo de las copas. El pan se elabora a diario en un pequeño horno tradicional de tierra y los menús incluyen verduras de temporada, cocinadas con sencillez para resaltar el sabor natural de los productos frescos.

Y para que por el día no estés dormitando sin más, hay un montón de actividades, diseñadas para disfrutar al aire libre y deleitarte con las impresionantes vistas del impresionante paisaje de la región Es importante reservar con antelación para garantizar la disponibilidad de quads, bicicletas, masajes relajantes, paseos en burros o en camellos, paseos a caballo, paseos en buggy por las dunas, senderismo o trekking con guías en jornadas de medio día o de día completo con picnic incluido, viajes en 4x4 de un día completo, o clases de yoga entre otras.

Marrakech es una de las escapadas obligatorias, con su singular y famosa plaza de Jemaa el Fna y su zoco con encantadoras callecitas y puestos. También se puede reservar un tradicional espectáculo de caballos de Marruecos o bien observar las estrellas con un profesor de astronomía.

Scarabeo Camp es una experiencia increíble, un viaje más que recomendable para realizar, sobre todo, en pareja.