Mayo es la puerta de entrada para el verano que se viene o el invierno que llega, dependiendo de dónde te encuentres. Pero lo que es indiscutible es que el quinto mes del año es para viajar. Para abrir el apetito por las escapadas nacionales, travesías en destinos más exóticos o adentrarse en el pasado. Para cerrar los ojos y hacer girar el globo terráqueo y, de repente, señalar un punto y decir “¡allí voy!”. Por aquí ya lo hemos hecho, así que aquí van estas 5 propuestas para conquistar mayo maleta en mano. Una aventura por tierras polares descubriendo Groenlandia, siendo parte del tradicional “kaffemik” de los Inuit. Pero el azar también nos hizo dar ganas de ir a Chauen y conocer uno de los pueblos marroquíes con más encanto. La historia nos estaba esperando en la Ribera del Guadiana para vivir el puente de mayo recorriendo el arte Mudéjar y el legado que los romanos dejaron en el sur de Extremadura. Copenhagen apareció como una muy buena alternativa para descubrir lo último en repostería internacional mientras recorremos esa magnífica ciudad y sus paseos más emblemáticos. Y la Provenza se hace presente siguiendo los pasos de Picasso, descubriendo su fuente de inspiración.