El Imperio Romano nos ha dejado un legado verdaderamente espectacular. Tanto es así que la conocida como presa de Almonacid de la Cuba puede llegar a considerarse como única por diversas razones. Una de ellas es por su gran altura, ya que cuenta nada más y nada menos que con 34 metros.

Por si fuera poco, también está en un perfecto estado de conservación. Todo un regalo pero a la vez tesoro que guardan, como oro en paño, los habitantes de un pueblo con el mismo nombre, ubicado en la provincia de Zaragoza, que tiene unos 250 habitantes aproximadamente. La construcción de esta presa de Almonacid de la Cuba data del siglo I. Por si fuera poco, fue una de las tres presas cuya función era regular el conocido río Aguasvivas.

Presa de Almonacid de la Cuba | Foto de fjavier.lozano en Wikipedia, Licencia CC BY-SA 3.0

Actualmente se conserva de manera espectacular, aunque bien es cierto que ha sufrido un gran número de modificaciones hasta llegar al aspecto que tiene actualmente. Tal es la espectacularidad que presenta que esos 34 metros que posee esta presa fue declarada como Bien de Interés Cultural nada más y nada menos que por el Gobierno de Aragón. ¡Y no es para menos!

Si se consultan documentos antiguos, podemos descubrir que fue la de mayor altura construida en todo el Imperio Romano. Ahora bien, ¿cuál era el fin de esta presa de Almonacid de la Cuba? Principalmente agrícola, aunque bien es cierto que también llegó a usarse como abastecimiento urbano. También se saber que sobre el siglo III fue completamente abandonada.

Todo hasta que llegó la época musulmana. Decidieron utilizar esta presa a modo de azud, es decir, para utilizar esa agua para regar u otro tipo de utilización. A día de hoy, se sigue utilizando esta función. A día de hoy, se han realizado numerosas obras de rehabilitación. Se decidió construir una serie de pasarelas para poder crear toda una ruta circular hasta este lugar.

Presa de Almonacid de la Cuba | Foto de Nemigo en Wikipedia - imagen de dominio público

¡Pero hay más! Porque ahora tendrás la oportunidad de ver la presa de Almonacid de la Cuba como nunca antes podías haberlo hecho. Sobre el río se decidió construir un puente colgante que nos permite tener una espectacular vista de esta presa que, junto al entorno natural, las rocas y el propio río… ¡Es una visión de ensueño!

Podrás realizar visitas guiadas. El precio ronda los 3 euros (2 euros para personas mayores de 65, menores de 10 años y grupos de 15 o más personas). Tendrás la oportunidad de conocer la historia que hay detrás de esta presa y, sobre todo, sus principales características. Una oportunidad única para disfrutar de un rincón lleno de historia, qué duda cabe.