Viajestic » Escapadas

Islas Canarias

Descubre la leyenda del Barranco de Badajoz, en la isla de Tenerife

Es el momento de que descubras la leyenda del Barranco de Badajoz, así como los diversos secretos que esconde. ¡No te dejará indiferente!

Barranco de Badajoz, Tenerife

Imagen de ArticCynda en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Barranco de Badajoz, Tenerife

Publicidad

La leyenda del Barranco de Badajoz es una de las más conocidas y sorprendentes que podemos encontrar en la isla de Tenerife. Muchos son los que han asegurado ver dos enormes seres vestidos de blanco, que no dudaron en indicar a unos obreros dónde se encontraba esa agua que buscaban.

Otros obreros, en cambio, no tenían tan buenas sensaciones sobre estos misteriosos seres. Al parecer, estos seres blancos se relacionaban con diversos avistamientos de luces en esa zona. Durante muchos años, este suceso llamó la atención de muchas personas por lo que el barranco se convirtió en un punto a visitar.

Todos ellos acudían al Barranco de Badajoz para tratar de desvelar los misterios que se esconden tras estos seres. Actualmente se sigue haciendo, sobre todo los fines de semana y en la noche de San Juan. Lejos de que todo quede ahí, esta no es la única historia que esconde este enigmático lugar.

Barranco de Badajoz, Tenerife | Imagen de ArticCynda en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Durante las últimas décadas, en este lugar se han producido un gran número de desapariciones. Una de las más sonadas ocurrió a finales del siglo XIX, cuando una niña cerca de San Juan, el pueblo, fue a recoger una serie de peras a los mismos pies de este barranco tinerfeño.

Es entonces cuando, al parecer, la niña no dudó en acompañar a este curioso ser hasta el mismo interior de la cueva. Después de hablar durante horas con él, la pequeña regresó a su casa. Lo más sorprendente de todo es que, cuando volvió a su hogar, sus padres y familiares eran ancianos pero ella tenía el mismo aspecto. Es entonces cuando se decidió cerrar la entrada a la cueva, para que se evitara volver a vivir ese tipo de casos.

El Barranco de Badajoz, un lugar con demasiados misterios

Viajamos a una fecha concreta: 1 de julio de 1990. Teyo Bermejo, un fotógrafo, se dirigió aquella noche al Barranco. Después de permanecer durante un largo rato en ese lugar, un aleteo apareció justo encima de él. El joven quiso disparar varias instantáneas hacia la zona donde parecía venir ese inesperado ruido.

Una vez consiguió desvelar esas imágenes, Teyo Bermejo observó cómo, en el papel, aparecía una extraña figura alada de un tamaño bastante considerable. Debido a la velocidad con la que se movía, esa figura aparecía algo difuminada. Un hecho que, desde luego, no dejó indiferente a nadie.

Barranco de Badajoz. Tenerife | Imagen de ArticCynda en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Como curiosidad, cabe destacar que en el año 1920 unos alemanes empezaron a tener muchísima curiosidad por el Barranco de Badajoz. No se sabía con certeza si era por cuestiones militares o porque escucharon que, en días de niebla, allí había una preciosa ciudad de cristal que muy pocos habían tenido el privilegio de visualizar.

Otro alemán, esta vez en el año 1960, llegó a este lugar con un plano donde tenía señalado siete lugares en concreto. De estos siete puntos, tan solo pudo dar con uno y se encontraba en una roca, donde se veían las siguientes siglas: AVO y AVD. Esas otras seis señas jamás las encontró, así como tampoco se supo más de él.

Por lo tanto, es más que evidente que este Barranco de Badajoz que podemos encontrar en la isla de Tenerife guarda un gran número de misterios. De hecho, hay uno en concreto que aún no se ha conseguido demostrar. Estamos hablando de que, según diversas lenguas, en este lugar tan misterioso se encuentran los restos de Bencomo, conocido rey guanche, así como sus tesoros.

Publicidad