El Descenso Internacional del Sella se ha convertido en la fiesta de Asturias, en día más grande al que preceden y siguen días de turismo y fiesta. Más de mil embarcaciones procedentes de más de 20 países tomarán sus posiciones, asignadas por sorteo, en tierra, a la orilla del río y esperarán pacientemente durante al menos una hora la salida, que se dará a las 12 en el Puente de Arriondas. Los piragüistas recorrerán los veinte kilómetros de río que separan Arriondas del puente de Ribadesella y, junto a ellos, el tren sellero, cargado de amantes de este refrescante deporte, los seguirán en una experiencia altamente divertida y apta para todos los públicos. Claro que si lo que te pide el cuerpo es subirte a una canoa, un kayak o una piragua como hicieran los que fueran pioneros en el descenso de este río allá por los años 30, no lo dudes, apúntate al Descenso Popular y vive tu propia experiencia sellera que es este año más asturiana que nunca; esto es así porque cada año el Descenso Internacional se dedica a una ciudad, en 2013 fue a Madrid y en este 2014 la ciudad homenajeada será la que atesora una mayor tradición piragüística: Avilés. En este rincón del Principado se miman las piraguas desde que las primeras llegaran a tierras asturianas de mano del padre de esta fiesta: Dionisio de la Huerta. Y, como no todo van a ser piraguas sino que la fiesta alrededor de este deporte es completa, prepara tu tienda de campaña y lánzate al Aquasella fest, un festival que gira entorno a la música, con zona de acampada -que incluye consigna y zonas de recarga de móviles-, carpa y bosque encantado. Los abonos para acceder a la zona del festival están ya  a la venta con precios confirmados hasta el día 8 de agosto, el previo al Descenso Internacional. El abono de dos días -viernes y sábado- cuesta 65€ que serán 90 si optas por una entrada VIP; si quieres asistir sólo uno de los dos días, tendrás que abonar 40€ por tu entrada que se convertirán en 15 si la haces VIP. La experiencia VIP del Aquasella convierte el festival en un lujo: ocuparás una zona de terraza y tribuna exclusiva para asistentes VIP en el área del Open Air, bebidas premium, champagne, deliciosos cátering, frutas, dulces, golosinas... y una zona de descanso que es el colmo del lujo en un festival como este porque está acondicionada con pufs y sofás para que te regales un tiempo de descanso entre tanta música, alegría y fiesta. Tanto si el objeto de tu viaje es la fiesta de las piraguas como si lo es el Aquafest, puedes prolongar tu estancia por unos días porque la zona bien lo merece: Arriondas y Ribadesella son dos pueblos asturianos de gran belleza y mayor encanto en los que, además de disfrutar de su naturaleza, podrás regalarte los sabores más deliciosos de la gastronomía del Principado. Arriondas es un lugar especialmente recomendable si te gusta el turismo de aventura con opciones para todos los gustos y estilos: canoas, descenso de barrancos, rutas en quad, senderismo, rutas a caballo, espeleología y paintball son algunas de las actividades propuestas. Por su parte Ribadesella es un coqueto pueblo de norte, mar y verano que te conquistará en su río y en su playa; podrás descubrir además, en su costa, la huella de los dinosaurios. Aquí el turismo activo incluye además escuela de surf, hidropedales e incluso minicatamaranes. El segundo fin de semana de agosto y entorno al Descenso Internacional del Sella, a la vista del mundo gracias a la soberbia cobertura periodística de la que disfruta este evento, Asturias se convierte en un destino único que satisfará por igual a los amantes del deporte y el turismo de aventura, a quienes se rinde al turismo natural y a los que buscan el ambiente de los festivales que duran días e incluyen experiencia de acampada. Un destino que, en estas fechas, se disfruta entre amigos como de ningún otro modo.