1. Seguro que conoces la plaza Mayor de Madrid, con su estatua ecuestre de Felipe III. Lo que no sabes es que la estatua fue modificada tras la Guerra Civil cuando descubrieron que era una trampa mortal para los gorriones. Los pájaros entraban en el monumento por la boca del caballo pero luego, por la estrechez del mismo, no podían salir y acababan muriendo dentro. Ahora la boca está sellada.

La casa más estrecha de la capital, la de Calderón de la Barca

2. La casa más estrecha de Madrid destaca por su récord, pero también porque fue donde vivió y murió durante el siglo XVII el genio de la literatura española Calderón de la Barca. Se trata del número 61 de la calle Mayor y apenas mide cuatro metros de ancho. Dicen los historiadores que es gracias a que el literato vivió allí que jamás se ha modificado el inmueble.

Restaurante Casa Botín (Madrid)

3. Goya, antes de pintor de la Corte, tuvo otros oficios. Por ejemplo, el de friegaplatos enun restaurante que aun hoy sigue en pie. Es más, se trata del restaurante más antiguo del mundo, según el Libro Guinness de los Récords: Casa Botín, abierta en 1725 por el francés Jean Botin en el centro de la ciudad y por donde han pasado multitud de famosos (por delante y por detrás de la barra).

Duende del parque del Retiro (Madrid)

4. El parque del Retiro tiene varias leyendas. Una es la de un duende que cambiaba las flores de sitiopara que, cada día, el paseo del rey Felipe V por allí fuera diferente al anterior. Una historia que se mantuvo perenne y que se inmortalizó en los años 80 con una estatua que incluso se dice que, si la ves con tu pareja, serás afortunado en el amor. ¿Tú la has visto? Pista: sobre las antiguas oseras...

Figuras del carrillón de las Cortes

5. El reloj más cañí de España siempre provoca alguna sonrisa, además de expectación por su sonido, ya que se trata del carrillón de la plaza de las Cortes. En el número 8, es todo un espectáculo de sonería, digno del de otras ciudades europeas, pero en el caso del madrileño cuenta, además, con cinco figuras de Antonio Mingote, que salen a las doce del mediodía y a las ocho de la tarde, con tipismos de la capital. No falta el torero, claro, ni el abanico, ni Carlos III…

Casa de muñecas del Palacio de Linares

6. Una casa de muñecas gigante pasa desapercibida entre los que cada día pasean junto a la Casa de América, en la plaza de la Cibeles. Allí, en el Palacio de Linares, se construyó en 1900 una espectacular casa de juegos que, desde fuera, parece un inmueble más de lo grande que es. Pero no, se trata de un ‘cuarto de muñecas’ levantado para la hija de los aristócratas.

Entrada a la iglesia de San Ginés, en Madrid

7. Un cocodrilo en una iglesia. Increíble, pero cierto. Era lo que se exhibía en la capilla de la Virgen de los Remedios de la iglesia de San Ginés, en la calle Arenal, desde que se instara allí en 1522 hasta hace bien poco, cuando el párroco, según parece, la retiró para evitar visitas de curiosos poco interesados en la liturgia. La puso allí Alonso de Montalbán, comisionado de los Reyes Católicos.