UN TESORO SUBTERRÁNEO EN LA PROVINCIA DE ÁVILA

UN TESORO SUBTERRÁNEO EN LA PROVINCIA DE ÁVILA

Las Cuevas del Águila

Al sur de la provincia de Ávila y con más de cincuenta millones de años de antigüedad, en pleno Valle del Tiétar, se esconde un tesoro subterráneo de gran belleza.

Cuevas del Águila
Cuevas del Águila | Cuevas del Águila

En una zona bastante extensa, y en un terreno de piedra caliza erosionada por el viento y el agua, sobre los ríos Arenal, Avellaneda y Tiétar, las Cuevas del Águila son un espacio natural imprescindible, un paisaje kárstico de gran belleza y una cueva única por encontrarse en una zona de granito. En Ramacastañas, al abrigo de la Sierra de Gredos, en "el corazón pétreo de España" como lo definió Miguel de Unamuno, estas cuevas nos transportan a un mundo único y mágico que apetece, y mucho, descubrir.

Las filtraciones del agua de lluvia y las corrientes de aguas subterráneas, dieron lugar a una gran cavidad que en 1963, y por casualidad, unos chicos descubrieron en el Cerro de Romperropas. Por un agujero vieron que salía una especie de humo y vaho. Un chorro de vapor de agua, que se debía a la diferencia de temperatura del interior de las cuevas, unos 20º en el interior, con respecto al frío del exterior. Y a partir de ahí, exploraron la cavidad que les llevó hasta una gran sala, la conocida hoy como la Gran Sala de la Caverna, con tesoros y formaciones caprichosas, columnas, estalactitas, gours y numerosas capas de arcilla que cubren las galerías que siguen a continuación. En aquella aventura, en la que se adentraron en las entrañas de la tierra, los chicos se perdieron y tardaron más de cinco horas en encontrar la salida.

Cuevas del Águila

Así comenzó la aventura, y hoy las Cuevas del Águila son uno de los atractivos turísticos de la provincia de Ávila. Las Cuevas lo forman varias naves, y la nave principal tiene 20 metros de altura y unos 10.000 metros cuadrados. Sus paredes mantienen todo el año la misma temperatura. Y lo más peculiar de estas cuevas es que siguen vivas, con estalactitas y estalagmitas que siguen formándose, a día de hoy, debido a la humedad. Las formaciones tienen nombres como el Pórtico de la Gloria, la Virgen del Pilar o el Nacimiento gracias al parecido con algunos de los nombres que las definen. El aspecto actual data de unos 12 a 14 millones de años.

El acceso es muy fácil y se puede recorrer un kilómetro, ya pavimentado, que salva los desniveles con escalones. En total tardaremos unos 30 o 40 minutos. Los contrastes que produce la iluminación, las diversas tonalidades, y los juegos de luces y sombras, hacen aún más bellas las estalactitas y estalagmitas que forman diversos grupos. Sin duda las Cuevas del Águila, son unas de las más bonitas de España.

Abiertas al público todos los días del año en otoño e invierno de 10h 30 a 13h y de 15.00 a 18.00 h, y en primavera y verano hasta las 19h. En Ávila, a tan solo 9 kilómetros del centro de Arenas de San Pedro, y a 4 kilómetros del barrio de Ramacastañas, al sur de la sierra de Gredos.

Cuevas del Águila

En los alrededores, no te puedes perder restos artísticos y arqueológicos, conjuntos palaciegos, pequeñas ermitas con encanto o la gran calzada romana que se extiende desde Cuevas del Valle hasta el Pico del Puerto. Pero sobretodo, los amantes de la naturaleza pueden acercarse al Valle del Tiétar, hábitat de águilas imperiales o buitres leonados, o a las montañas de Gredos con una de las poblaciones más importantes de cabra montesa.

Además, en esta ruta se pueden visitar: El Castro del Raso en Candeleda, el Castillo de La Triste Condesa en Arenas de San Pedro, el Castillo de La Adrada y el Castillo de Mombeltrán además de las Cuevas del Águila.

Marta Rivas | Madrid
| 20/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.