España

España

La Cueva de los Franceses

Un gran tesoro en el interior de la Montaña Palentina

La Cueva de los Franceses, es un bellísimo monumento natural en la Montaña Palentina. Ubicada en la parte nororiental de la provincia, en Revilla de Pomar, muy cerca de Aguilar de Campoo, es una gran formación cárstica, perfectamente acondicionada, iluminada para ofrecer preciosos contrastes, con visitas guadas, que no deja indiferente a nadie.
 Estalactitas y estalagmitas de gran belleza, impresionantes mantos calcáreos y enormes columnas, modeladas por el agua a lo largo de miles de años, han formado uno de los mejores ejemplos de cuevas cársticas de la Península Ibérica. Situada entre Covalagua y el Páramo de la Lora, su nombre se debe a que fue el último reposo de los restos de los combatientes franceses que cayeron en un enfrentamiento durante la guerra de la Independencia en 1808. Un enfrentamiento entre las tropas napoleónicas y un destacamento de Húsares Cántabros que terminó con victoria española. Dada a conocer en 1904 por Luciano Huidobro, la Cueva de los Franceses es uno de los lugares turísticos más importantes de la provincia de Palencia. Para entrar en ella, hay que bajar por un túnel artificial de 62 metros que tiene 3 grandes puertas metálicas a diferente distancia a modo de cámaras de aire. La idea es aislar la cueva del exterior para mantener la humedad y evitar corrientes de aire que podrían secar el ambiente. Durante la visita bajamos unos 21 metros con pequeños desniveles, ya que solo existen tres simas de poca profundidad.
 En total se pueden recorrer unos 500 metros en un paseo que nos llevará unos 45 minutos. Comenzamos en la Sala de la Catedral, donde la cueva se divide en dos recorridos opuestos. En sentido descendente bajamos hacia el nivel freático de las aguas, y en sentido ascendente hacia la Sala de los Martires, donde se encontraron los restos de los soldados franceses y donde se abre la sima de 8 metros que da a la superficie. Los techos de la cueva son realmente impresionantes formados por mil estalactitas. Ambos recorridos acaban en grandes salas. Los grupos en cada visita son de 25 personas, por lo que es muy recomendable reservar con antelación en el teléfono 659 949 998 o bien a través de su página web. Se puede visitar de martes a domingo, y los días festivos desde las 10h a las 15h y de las 16h a las 20h. Los lunes permanece cerrado salvo que coincida con festivo o puente. La cueva se encuentra a 1.173 metros de altitud y está rodeada de los páramos de la Lora, entre bruscos desniveles. En las preciosas montañas palentinas en los que además se pueden descubrir monumentos románicos, castillos medievales o un menhir megalítico de más de 3 metros de altura conocido como el Canto Hito. También cerca se encuentra el Monte Bernorio, una de las más importantes villas prerromanas de los cántabros. Para llegar hasta Revilla de Pomar, hay que coger la carretera  N-627 que pasa entre Aguilar de Campoo y Burgos y ua vez allí acercarse al Centro de Recepción de Visitantes. Un paraje natutal de gran belleza que no puedes dejar de visitar. Totalmente recomendable. Fotografías cedidas por Espeleofoto y la Diputación de Palencia

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.