Son muchas las razones por las cuales se visita León, ya sea para desconectar durante unos días o incluso por ser un lugar de paso para aquellos que emprenden el Camino de Santiago. Sea cual sea tu razón para querer pasar allí unos días, te adelantamos que tiene muchos atractivos y te acabará enamorando con su encanto.

1. Catedral

El icono por excelencia de la ciudad es su maravillosa catedral. De estilo gótico francés, fue construida durante el siglo XIII y adornada con más de 100 vidrieras que permiten que la luz de la calle las atraviese e ilumine su interior. Se encuentra situada en la Plaza de Regla y decorada en este lado por pórticos y un gran rosetón central.

Palacio de los Guzmanes | Pixabay

2. Palacio de los Guzmanes

Este palacio renacentista pertenece al siglo XVI y sirve como sede a la Diputación Regional. Fue mandado construir por Ramiro Núñez de Guzmán, un antiguo líder comunero y perteneciente a una gran familia con linajes leoneses antiguos.

Casa Botines | Wikipedia (xavi lópez, Creative Commons Atribución-Compartir-Igual 3.0 España)

3. Casa Botines

Esta obra de Gaudí es un edificio que, aunque primeramente quiso ser utilizado para albergar viviendas, actualmente hay oficinas de una caja de ahorros. Se encuentra situada justo en frente del Palacio de los Guzmanes y alberga un museo en su interior que expone el patrimonio histórico-artístico del lugar, además de ser un lugar de investigación y educación.

Barrio Húmedo y centro (Plaza Mayor) | Wikipedia (David Jackson, Creative Commons Genérica de Atribución-Compartir-Igual 3.0)

4. Barrio Húmedo y centro

Este conocido barrio se encuentra situado en el casco antiguo de la ciudad y es uno de los más famosos debido a los numerosos bares de tapas que hay, ya que por cada consumición tendrás una tapa gratis. Perderte por sus calles, recorrer la famosa calle Ancha, muy comercial, y acercarte a la Plaza Mayor, son los “imprescindibles” de la ciudad.

MUSAC | Pixabay

5. MUSAC: es el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León

Ya su exterior llama mucho la atención debido esa fachada tan colorida que tiene, queriendo representar así las vidrieras de la catedral. Guarda más de 1000 obras de diferentes artistas, 488 para ser exactos, y realiza además diversas exposiciones temporales aumentando así su gran colección.