MERCADO EMBLEMÁTICO DE BARCELONA

MERCADO EMBLEMÁTICO DE BARCELONA

12 cosas que no sabías del Mercado de La Boquería

Es uno de los rincones que todo turista debe conocer en Barcelona, pero también un ejemplo de mercado de barrio, a pesar de estar junto a Las Ramblas. Entra en La Boquería y descubre sus secretos, muchos de ellos bastante sorprendentes.

Es el mercado más emblemático de Barcelona y nos atreveríamos a decir que de toda España. Como dice el Presidente de la Asociación de Comerciantes, Manel Ripoll, "es un paraíso para los sentidos. Despiértalos con los olores y los colores propios de la Boquería. Una multitud de sensaciones que se abren paso, entre el bullicioso ir y venir de la gente que se esfuerza en el buen oficio de comprar y vender". Pero seguro que de las 12 curiosidades que hemos recopilado sobre La Boquería, hay bastantes que desconocías.

1. Su nombre real es Mercado de San José. Se discute mucho de dónde proviene el nombre de Boquería. Unos afirman que viene de badoqueria (bobería), de los que se quedaban alelados a sus puertas. Otras teorías, parece que más acertadas, indican que proviene de la carne de cabrito -boc, en catalán- que vendían los judíos desde el siglo XIII.

2. Se sabe que, aunque su ubicación actual data de 1840, ya está documentado el  establecimiento de un mercado al aire libre desde 1217, lo que le hace uno de los mercados más antiguos del mundo.

3. La zona de pescadería se inauguró en 1911 y el su techado característico proviene de 1914, desde entonces ha sufrido algunas modificaciones pero en esencia continúa igual que en esa fecha.

4. Tiene más de 300 puestos de todo tipo de mercancías: pescados, frutas, verduras, etc. y algún bar para hacer una parada entre compra y compra. Ocupa una superficie de 2.583 metros cuadrados.

5. Es un referente mundial que ha recibido numerosos premios, entre los que se incluye el de Mejor Mercado del Mundo otorgado por el Congreso Mundial de Mercados celebrado en Washington en 2005.

6. Desde 2003 incorpora un Aula Gastronómica en el mercado, desde donde se enseña a cocinar a niños y adultos y se celebran eventos relacionados con el mundo de la gastronomía.

7. Uno de los bares más conocidos del mercado es el Bar Pinotxo, y su dueño, el mítico Juanito, quizá el personaje más fotografiado del mercado. Imposible no probar sus deliciosas comidas: butifarra, chipirones con judías, la famosa tortilla de patata e incluso las gambas rojas y la langosta, se sirven en este puesto. Siempre bullicioso y lleno de colas y alboroto para hacer las peticiones en la barra.

8. El mercado es un ejemplo de arquitectura modernista de la época con la utilización de materiales considerados innobles como el hierro. El proyecto se asignó al arquitecto Mas Vilà y las obras comenzaron en 1840.

9. El arco modernista de entrada ha sido restaurado en 2012, cuando se cumplían casi cien años desde su construcción proyectada por el arquitecto A. Falguera en 1913. Es un arco decorado con vitrales de diseño geométrico de colores azul, amarillo y marrón, que descansa sobre dos columnas decoradas con quebradizo de cerámica. Ahora se encuentra nuevamente en todo su esplendor.

10. En el mercado cada vez hay más afluencia de turistas, lo que en principio era muy bien visto, pero con el paso del tiempo causa grandes quejas entre los comerciantes, ya que lo utilizan más como un monumento vivo que como un lugar de compra. Esto entorpece su actividad habitual y pierde la esencia como mercado tradicional que tenía.

11. Su situación tan cercana a las Ramblas le hace un lugar ideal para continuar con la visita a la ciudad y conforma un paseo imperdible para quien pase unos días de visita en la Ciudad Condal.

12. Es un lugar ideal para tomar el pulso a la ciudad, encontrar los productos tradicionales y si seguimos los pasos de alguna de las abuelas que son clientas habituales comprobaremos cuáles son los puestos en los que la mercancía es mejor y al mejor precio. No nos asustemos tampoco si alguna de estas abuelas nos regaña por entorpecerle el paso si ve que no estamos comprando y sí contemplando extasiados el mercado dificultando el paso de los clientes y tenderos.

Recuerda que es un lugar imprescindible para conocer la verdadera esencia de una ciudad. La mejor hora de visita es en su apertura, cuando los puestos muestran la mercancía en todo su esplendor y frescura y hay menos afluencia de turistas.

Más información:
Mercat de la Boqueria
Turismo de Barcelona

 

Rocío Rodríguez | Madrid
| 12/06/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.