APASIONANTE CIUDAD MEDIEVAL

APASIONANTE CIUDAD MEDIEVAL

Las 10 cosas que no te puedes perder en una escapada a Brujas

La ciudad flamenca es uno de los destinos más elegidos por turistas de toda Europa, pero no siempre hay tiempo para disfrutarla con calma. Si es tu caso, te damos las claves para que no te pierdas lo más importante si solo tienes 24 horas para conocerla.

Ser una de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa y tener un tamaño que permite conocerla en una escapada de un par de días ha hecho que sean pocos los que se resisten a disfrutar de Brujas, aunque solo tengan unas horas para ello. Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000, dos años antes de que fuera Capital Cultural Europea, maravilla por su casco antiguo, que se recorre mitad a pie, mitad en barco, así como por sus numerosos edificios históricos y una impresionante agenda cultural.

Con sabor a chocolate y cerveza, este rincón de Flandes hace honor a los tópicos gastronómicos belgas, y tampoco faltan buenos quesos en sus mercados semanales. Cualquier día puede ser perfecto en Brujas, romántica e histórica, basta con definir qué recorrido queremos hacer. Para ello, podemos tirar de aplicación móvil o dejarnos llevar por el instinto. Lo que es seguro es que acabaremos maravillados.

1. Excursión en barco por los canales. Es el mejor modo de conocer la belleza del centro histórico de Brujas, pues permite no solo ver las principales zonas del mismo, sino también los rincones que desde las aceras es imposible. Empiezan justo al sur de la plaza principal, en el famoso Muelle del Rosario, y el ticket cuesta aproximadamente 10 €, incluida la guía en castellano.

2. Plaza del Castillo. La Burgplein es la plaza principal de la ciudad, ya que cuenta con el mayor número de edificios monumentales. Destaca el Ayuntamiento, una obra del siglo XIV con fachada de estilo Gótico Flamígero que no deja indiferente. Si quieres visitarlo por dentro, es posible por apenas 2 €. Podrás conocer una colección de tapices del siglo XIX, entre otros objetos.

3. Campanario. En la plaza del Mercado, con una altura de 83 metros, es la torre más importante de la ciudad. Se puede visitar de 9.30 a 17 h. y se sube por una escalera de caracol muy pintoresca que se va estrechando a medida que subes. Entre medias se pueden visitar salas como la que contiene las piezas del reloj de la torre. Al carrillón se llega tras 366 peldaños. Allí, 47 campanas suenan gracias a un mecanismo de 1748.

4. Museo del Chocolate. Choco Story es uno de los museos del cacao más importantes de Bélgica. Permite conocer la historia de la transformación del cacao en chocolate y hacerlo, además, con juegos para niños. Se encuentra en la residencia Croone, un edificio de 1480 que durante siglos fue lugar de trabajo de pasteleros. La entrada cuesta 8 €, todos los días de 10 a 17 h.

5. Iglesia de Nuestra Señora. La segunda construcción de ladrillo más alta de Europa, con 122,3 metros de altura, es esta iglesia imponente, uno de los que marcan el skyline de la ciudad. Es del siglo XIII, construida en estilo Gótico, y alberga la ‘Virgen con niño’ de Miguel Ángel en su interior (también conocida como ‘la madona de Brujas’).

6. Museo Groeninge. Trata de encontrar al menos una hora para ver una de las mejores colecciones de los primeros pintores flamencos, pero también obras barrocas, renacentistas, del Expresionismo... Aquí podrá disfrutar, entre muchas otras cosas, del cuadro ‘La Virgen y el Canónigo’ de Joris van der Paele y el tríptico ‘Moreel’ de Hans Memlings. Son once salas en total. La entrada cuesta 8 €.

7. Plaza de los Curtidores. Pequeña y rodeada de restaurantes, es perfecta para una pasa. Además, es el rincón de los artistas, de ahí que haya muchos puestos de pinturas y personas pintando allí mismos sus cuadros, la mayoría escenas de los canales de la ciudad. Sus terrazas son las más cotizadas en verano.

8. Basílica de la Santa Sangre. A un paso de la plaza principal, tiene una fachada muy llamativa, con grandes figuras doradas separando los diferentes ventanales. Es una fachada oscura y en su interior se pueden ver restos de la iglesia románica de San Basilio, sobre la que se construyó la actual del siglo XV.

9. Historium Brugge. Un espectáculo en pleno Grote Markt en el que durante 35 minutos realizamos un recorrido en clave de espectáculo alrededor del pasado medieval de Brujas. Y todo ello mezclando cine, música y baile, a lo largo de diferentes salas temáticas que juegan e invitan a utilizar los cinco sentidos. Entrada, 11 €.

10. Minnewaterpark. O lo que es lo mismo, el parque del Lago del Amor. A un paso de la estación de tren, al sur de la ciudad, encontramos un parque que parece diseñado por y para enamorados, con diferentes escenarios a cuál más romántico, como puentes y canales que se cruzan con las torres de Brujas al fondo. Cisnes y patos no faltan en sus lagos.

Más información:
Turismo de Brujas

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 13/10/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.