Cuevas de Altamira en Santillana de Mar. Las famosas pinturas rupestres no podrían ser de otra forma, y dependen directamente del Estado. En parte por la gran importancia de su contenido para el patrimonio histórico y cultural del país. En torno a ella se levanta el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira.

Neocueva de Altamira | Foto de Alonso de Mendoza. Fuente Wikimedia Commons. Licencia CC BY-SA 4.0

El Museo Casa Cervantes y el Museo Nacional de Escultura en Valladolid. Muchos pensaréis que el museo de Cervantes está en Alcalá de Henares, pero no en Alcalá está la casa donde nació. Pero el museo encomendado al escritor se encuentra en la capital vallisoletana. Esta casa es donde el autor pasó parte de su vida adulta. El museo de escultura cuenta con las obras más importantes de la escultura barroca y que han sido fruto del trabajo de artistas como Berruguete.

Museo Casa Cervantes, Valladolid | Foto de Lourdes Cardenal - Wikimedia Commons CC BY-SA 3.0

El Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias “González Martí” se encuentra en la ciudad de Valencia. Es precisamente al hombre que da nombre al museo a quien se le debe gran parte de su colección. Tenía una faceta coleccionista que fue muy importante en su vida, tanto que de ahí surge el origen del museo. Seguramente no sea uno de los más conocidos, pero seguro que disfrutaremos descubriéndolo.

Museo Romano de Mérida | Foto de Carlos García Fernández. Fuente Wikimedia Commons Licencia CC BY-SA 3.0

El Museo Nacional de Arte Romano, como no podía ser de otra manera está en la ciudad de Mérida. Y es que, junto a su teatro romano no había otra institución más adecuada que este museo, el cual cuenta con más de 170 años de antigüedad. Su origen está en una pequeña colección local que, gracias a la importancia del yacimiento emeritense, se elevó a nivel nacional. Es ideal para aquellas personas que hubieran deseado nacer en el esplendor del Imperio Romano.

Cartagena | Foto de Santiago Lopez Pastor. Fuente Flickr. Licencia CC BY-SA 2.0

En la localidad de Cartagena, Murcia, está el Museo Nacional de Arqueología Subacuática donde podemos conocer nuestro patrimonio subacuático. Todo comenzó en la década de los 60 del pasado siglo XX, cuando se empezaron a encontrar rastros de existencia humana, como buques, objetos o estructuras. La importancia de este Museo reside en su labor de investigación y promoción de este patrimonio cultural que muchas veces parece olvidado.

Museo Sefardí | Foto de Windwhistler Fuente Wikimedia Commons. Licencia Dominio Público

Antes de llegar a la capital haremos parada en la Ciudad de las tres Culturas, Toledo, donde encontraremos el Museo del Greco y el Museo Sefardí. El primero de ellos está dedicado al gran brillante pintor que vivió parte de su vida en esta ciudad. Y el segundo, se centra en la cultura judía que durante la Edad Media fue tan importante.

Museo Arqueológico Nacional | Foto de Emilio J. Rodrígez Posada. Fuente Wikimedia Commons. Licencia CC BY-SA 2.0

Finalmente llegamos a Madrid, ciudad que reúne el mayor número de museos estatales, un total de ocho: El Museo Arqueológico Nacional, el Museo Nacional de Artes Decorativas, el Museo Nacional del Romanticismo, el Museo Nacional de Antropología, el Museo Cerralbo, el Museo de América, el Museo del Traje y el Museo Sorolla. Cada uno diferente al anterior y tan complementarios. Cada uno de ellos hace una aportación indispensable al Patrimonio nacional.