Después de varios años, y tras la primera oposición por parte del Ayuntamiento de Barcelona y de la asociación de vecinos, finalmente se ha dado por aprobada la resolución que permite comenzar a construir el nuevo Museo Hermitage de Barcelona. Su año de apertura se sitúa en el 2022, pero ya se conocen muchos de sus detalles.

El proyecto se llevará a cabo por Toyo Ito, un arquitecto ganador del premio Pritzker, que ya forma parte de la ciudad de Barcelona con algunas de sus obras como las Torres Fira o el Hotel Suites Avenue.

El lugar donde se situará será la Plaça de la Rosa dels Vents, al norte del puerto y junto al Hotel W Barcelona. El edificio tendrá cuatro platas y contará con seis salas de exposición. Está previsto que en una de ellas se puedan ver algunas de las obras cedidas por el Hermitage de San Petersburgo, uno de los más grandes del mundo y que guarda una colección enorme de antigüedades. En otra de sus salas, las obras que se expondrán pertenecerán plenamente a una colección propia del museo. El resto de salas tendrán exposiciones temporales y novedosas.

Además de esto, el edificio contará con una tienda, un auditorio, una cafetería y un gran restaurante que contará con dos grandes terrazas, ideal para acabar la visita al museo.

Así, este nuevo museo privado costará más de 50 millones de euros y se prevé que cuente con más de 800.000 visitas el primer año, una cifra que irá creciendo a lo largo del tiempo hasta alcanzar una media de 1,5 millones tras más de 10 años de apertura.

Como aún quedan tres años para conocer el museo de manera personal, lo mejor será esperar y recibirlo con los brazos abiertos cuando llegue el día de su apertura.