Muy cerca de Benidorm nos encontramos con un pequeño pueblo llamado Callosa d’en Sarrià, donde se sitúa este maravilloso paraíso natural de cascadas, ríos y canales de agua en los que puedes sumergirte disfrutando a la vez de la tranquilidad del lugar. Desde el año 2002, es considerado una Zona Húmeda por parte del Gobierno Valenciano, por lo que es un espacio protegido y que se debe cuidar.

Es verdad que cada vez son más las personas que se acercan allí, considerándose ya un reclamo para los turistas. Sin embargo, septiembre puede ser un buen mes para visitarlas ya que el turismo en general desciende y tendrás más espacio para campar a tus anchas. No todo el mundo acaba disfrutando de ellas ya que el agua es fría al provenir de la montaña, aunque el entorno sigue siendo sin duda una maravilla.

Fuentes de Algar | Wikipedia (Joanbanjo)

Para ver este paraje se debe pagar una entrada que, en cualquier caso, no es muy elevada. Un adulto debe pagar 5 o 4 euros dependiendo de la época del año, además de que se aplican diferentes tipos de descuento para jóvenes, niños y mayores de 65 años. Los horarios también son variables y con la llegada del otoño se acorta (de 9:30 a 17:00), aunque es el tiempo perfecto para pasar un buen día por allí.

Además, cuenta con otros servicios como aseos, zona de picnic y camping, incluso una Oficina Turística que te informará acerca del entorno, así como de otras actividades turísticas que pueden interesarte en sus cercanías. También hay varios restaurantes en sus inmediaciones donde además podrás deleitarte con la gastronomía típica de la zona.