Viajestic » Escapadas

Cantabria

Comillas, el Capricho de Gaudí

Si algo no nos falta en España son pueblos bonitos, ni en la costa ni en el interior, eso sí, de capricho solo hay uno, Comillas, y no porque lo digamos nosotros, lo dejó demostrado Gaudí.

Vista aérea de Comillas

Imagen de Nacho Castejón Martínez en Wikipedia, licencia: CC-BY-SA-2.0 Vista aérea de Comillas

Publicidad

Comillas en un pueblo cántabro, regio y de los más bonitos de España; su naturaleza tiene algo que ver en el asunto, no en vano aquí está el Parque Natural de Oyambre con su espectacular playa, pero más que ver tiene su historia. ¿Qué hace tan especial a Comillas además de su espectacular naturaleza? te lo contamos.

Capricho de Gaudí | Imagen de Anual en Wikipedia, licencia: CC-BY 3.0

Lo primero que debes saber es que Comillas era la Mallorca y Marbella del S.XIX, aquí se reunía lo más granado de la sociedad del momento incluida la familia real, de hecho Alfonso XII llegó a reunir a su consejo de ministros en Comillas conviertiendo a este pueblo cántabro en capital de España por un día; la elección de esta villa como destino vacacional de la aristocracia española se deja notar hoy en los edificios palaciegos que todavía se conservan.

Puerto de Comillas | Imagen de P.B. Obregón en Wikipedia, licencia: CC-BY-SA-4.0

En la arquitectura de este bello pueblo confluyen varias de las razones que lo hacen especial, empezamos hablando de los palacios, podemos seguir con las casas solariegas construidas por los indianos, la huella de cuyo regreso es patente en todo el pueblo y, para terminar, aunque no menos importante, está la presencia de los modernistas catalanes, no solo Gaudí, también Domènech i Montaner entre otros; y es que esta villa es uno de los pocos lugares de España, fuera de Cataluña, en los que Gaudí dejó su huella, una huella que nos permite decir sin miedo a equivocarnos que Comillas era el Capricho de Gaudí.

A pesar de que se trata de un pueblo de poco más de 2000 habitantes, en verano multiplica hasta por 20 su población porque aunque ahora no es la villa aristocrática que fue ya se sabe que el que tuvo, siempre retuvo. ¿Qué no te puedes perder en Comillas? ¡nada!.

Palacio del Marqués de Comillas | Pixabay

Lo mejor que puedes hacer en Comillas es perderte tú por sus calles y recorrer todos y cada uno de sus rincones (piensa que esta villa está reconocida como Conjunto Histórico desde 1985), eso sí, no puedes marcharte sin visitar sus Bienes de Interés Cultural: El Capricho de Gaudí el primero de ellos, además puedes también saludar al arquitecto porque su estatua está cerca de su capricho; la fachada del viejo cementerio, obra de Domènech i Montaner, es también de visita obligada y, cerca de ella, descubrirás uno de los símbolos de Comillas, el Ángel Exterminador de Josep Limona.

Ángel Exterminador | Pixabay

La Antigua Universidad Pontificia, que es hoy a Universidad de Cantabria también merece la visita; de entre los palacios cabe destacar el de Sobrellano (que era el del Marqués de Comillas) y entre las iglesias no debes dejar de visitar la de San Cristobal.

Publicidad