Hay muchas razones que nos llevan a pensar que Toulouse es una ciudad imprescindible si viajes por el sur de Francia: los colores de sus calles, sus atractivos más turísticos... Además, es uno de los destinos preferidos para los estudiantes Erasmus, por lo que verás que el ambiente es también de lo más agradable.

Por ello, si quieres aventurarte a descubrir esta ciudad por tu cuenta, te contamos qué lugares no debes perderte y qué cosas debes hacer para aprovechar al máximo tu tiempo en esta bella y pequeña ciudad.

1. Casco Antiguo

Ante todo, Toulouse es una ciudad que, aunque quizás no conozcas mucho de ella, te enamorará muy rápido con tan solo pasear por sus calles más emblemáticas. Así, en el casco viejo de la ciudad te encontrarás con casas antiguas, coloridas y pequeñas tiendas que te llamarán la atención por su apariencia peculiar. Una de sus calles más famosas es la Rue des Changes, en la cual se encuentran algunos de los palacios más conocidos durante su época de otro, pertenecientes por tanto a los siglos XV y XVI.

Toulouse | Pixabay

2. Place du Capitole

Sin ninguna duda, es la plaza más bonita de la ciudad y un lugar imprescindible que ver y donde pasar un tiempo, aunque sea descansando. El edificio más conocido que se encuentra ahí es el Capitolio, además del Teatro de la Ópera o el Ayuntamiento. Acercándonos al Capitolio, se pueden ver las pinturas de Raymond Moretti en las cuales está representada la historia de la ciudad.

3. Basílica de Saint-Sernin

Está hermosa Basílica forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y es uno de los lugares más conocidos de Toulouse, ya que llama la atención aunque sea por su grandeza, siendo la más impresionante de las iglesias románicas de Europa. Además, una de sus peculiaridades es el material utilizado para su construcción ya que fue elegido el uso del ladrillo.

Basílica de Saint-Sernin | Pixabay

4. Mercado Victor Hugo

Si quieres conocer más de cerca dónde compra la gente local y sentirte como uno más, te recomendamos visitar este mercado donde los habitantes de Toulouse suelen tomarse su aperitivo y hacer una buena compra. Además, tendrás la posibilidad de comprar, entre una gran variedad, productos verdaderos y típicos de la zona. Sin duda, una parada recomendada para todo aquel que quiera dejar de sentirse turista durante unas horas.

5. Paseo por La Daurade

Este barrio es famoso por las vistas que hay desde él y lo agradable que es pasear en esta zona, a orillas del río Garona que atraviesa la ciudad. Si el tiempo es bueno, te encontrarás con mucha gente paseando, sentada o incluso haciendo un picnic a sus orillas, ya que hay muchas zonas verdes donde pasar un rato agradable.