PASIÓN Y EMOCIÓN EN EL BAJO ARAGÓN

PASIÓN Y EMOCIÓN EN EL BAJO ARAGÓN

Cientos de tambores en la Semana Santa más ruidosa de España

La Ruta del Tambor y el Bombo, el camino que une Calanda y municipios cercanos como Alcañiz o Albalate, volverá a ser esta Semana Santa todo un encuentro musical. Admirar la resonancia que alcanzan los tambores sonando al unísono es de los momentos más impactantes para el viajero.

Los participantes, poco antes de 'romper la hora' en Calanda
Los participantes, poco antes de 'romper la hora' en Calanda | Semana Santa Calanda/Archivo

Calanda es un pueblo del Bajo Aragón, en la provincia de Teruel, que goza de fama mundial por sus melocotones, que gozan incluso de su propia Denominación de Origen Protegida y que se embolsan en los árboles para protegerlos durante su maduración. Sin embargo, la localidad no solo puede presumir de sus melocotoneros, y de su fruta en general, sino también de ser el epicentro de la Semana Santa más ruidosa y llamativa de nuestro país.

Declarada de Interés Turístico Internacional, la Ruta del Tambor y Bombo es el resultado de una tradición que une a casi una docena de localidades del Bajo Aragón con un punto en común: su pasión por las tamborradas espectaculares. Agrupados bajo esta denominación de Ruta, municipios como Alcañiz, Andorra, Híjar, Samper de Calanda... divulgan y realzan una manifestación religiosa de la Pasión muy alejada de la austera y sobria procesión castellano-leonesa o la delicada y armónica orquestal de Andalucía, donde las cornetas suelen mandar en las bandas de música, así como instrumentos como el xilófono, a pesar de contar también con tambores y bombos.

Semana Santa Calanda

A partir del 19 de marzo, víspera del Domingo de Ramos, los tambores comenzarán a sonar por toda la comarca, y no dejarán de hacerlo en una semana. Ese primer día, Alcorisa y Andorra, con su desfile de estandartes, serán los protagonistas. A partir de ahí, cada municipio cuenta con su propia agenda, con procesiones que suelen tener lugar a partir de las 20 h. los primeros días de la semana.

La cosa cambia durante la madrugada del Jueves al Viernes Santo. En Albalate del Arzobispo, a las 2 de la madrugada, tendrá lugar el Canto del Reloj de la Pasión, con los Rosarieros acompañados de los Tambores y Bombos. A esa misma hora, en Andorra, comienza la procesión a San Macario y la bajada del Cristo de los Tambores y Bombos, hasta la concentración de tambores a mediodía en la plaza del Regallo.

Tambores y procesión en Alcañiz

A las 12 del mediodía se 'rompe la hora' en Calanda, donde los tamborileros ya llevarán media hora concentrados en la Plaza de España. A la primera campanada del reloj de la iglesia, un estruendo enorme comienza a producirse, como un gran trueno que retumba por cada rincón. Y que nadie se adelante, porque el resto de la plaza, que estará hasta la bandera, le hará callar inmediatamente. El 'cese de los redobles', que también forma parte de la agenda de la Semana Santa turolense, será el Sábado Santo, a diferentes horas según el municipio; aunque el Domingo de Resurrección sigan los actos.

La relación de estas tamborradas con la Semana Santa hay que buscarla en la Edad Media, concretamente en el siglo XII, cuando gracias a los avisos por tambor se pudo prevenir del peligro de ataque musulmán a los habitantes de la comarca. Los pastores se reunían todos los años el Viernes Santo para recordar el suceso en Calanda, golpeando pieles curtidas de corderos y cabras, aunque fue prohibido entre 1550 y 1640 por su carácter alejado del recogimiento de la Pasión. Afortunadamente, se levantó durante la Guerra de Sucesión y ya el siglo pasado fue organizada para que formara parte de las procesiones en sí.

Casa de la Villa de Calanda

Pero Calanda no es solo la tamborrada y los bombos. Aprovechar la visita para conocer el pueblo es una gran idea, empezando por la propia iglesia de la Esperanza, construcción barroca del siglo XVIII cuyo campanario 'rompe la hora'. Además, hay media docena de ermitas por la localidad, así como edificios y palacetes renacentistas. En la Casa de la Villa, por ejemplo, hay frescos de estilo rococó pintados en 1704. Y las casas solariegas cuentan con sus escudos heráldicos y sus sillares de piedra.

Toda una inmersión histórica y cultural que no olvidaremos.

Más información:
Ruta del Tambor y Bombo
Semana Santa de Calanda

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 07/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.