SEVILLA

Casa de las Sirenas: ¿por qué dicen que es un palacio encantado?

Es el momento de descubrir la historia que se esconde tras la Casa de las Sirenas que podemos encontrar en Sevilla.

Casa de las Sirenas: ¿por qué dicen que es un palacio encantado?

Casa de las Sirenas: ¿por qué dicen que es un palacio encantado? Imagen de Michiel1972 en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Publicidad

STORIES

Sevilla, poco a poco y con el paso del tiempo, se ha convertido en una de las ciudades españolas que más turistas recibe al año. Esto no es producto de la casualidad, ya que cuenta con una historia verdaderamente fascinante. Sus calles, sus edificaciones y sus monumentos son mágicos.

Como no podía ser de otra manera, también cuenta con construcciones donde se dice que ocurren sucesos paranormales. Una de las más conocidas es, sin lugar a dudas, la llamada Casa de las Sirenas. Es el momento perfecto para conocer muchos más detalles sobre ella, el por qué se llama así y por qué dicen que está encantada.

La Casa de las Sirenas de Sevilla, a través de su historia

Para comenzar, debemos tener en cuenta que estamos ante una casa-palacio que data del siglo XIX, y que podemos encontrar en la conocida Alameda de Hércules de la capital de Andalucía. Joaquín Fernández Ayarragaray se encargó de hacer el diseño, tras la petición del marqués de Esquivel.

Tenía un objetivo claro: que se pareciera a un palacete francés del siglo XVIII. Las obras comenzaron en 1861, y finalizaron 1864. La casa como tal presenta una planta cuadrangular y perfectamente rodeada por un jardín. No solamente tiene una planta baja, sino también un primer piso.

Debemos tener en cuenta que recibe este curioso nombre por dos sirenas de bronce situadas en dos pedestales, en la puerta delantera. Un dato curioso es que las rejas de la Casa fueron realizadas por Hermanos Portilla en 1862, utilizando el mismo diseño que se hizo para la Fábrica de Tabacos.

Interior Casa de las Sirenas
Interior Casa de las Sirenas | Imagen de CarlosVdeHabsburgo en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Años más tarde, concretamente en 1870, el marqués de Esquivel decidió vender esta casa a una conocida constructora. José Domingo de la Portilla y su mujer, María Susana Pérez de Guzmán y Pickman, vivieron durante un tiempo en esta casa. De hecho, esta mujer falleció en este lugar, allá por el año 1971.

A partir de la década de los años 70, la Casa de las Sirenas pasó a estar prácticamente abandonada. No fue hasta 1989 cuando el Ayuntamiento decidió comprarla para restaurarla, en un proceso que duró un total de 8 años. A partir de 1998, se quiso destinar a algo tan concreto como ser el Centro Cívico del Distrito Casco Antiguo.

La Casa de las Sirenas de Sevilla: ¿Por qué se dice que está encantada?

No es ningún secreto que esta edificación cuenta con un halo verdaderamente misterioso. Y todo por numerosos testimonios de personas que habitaron esta Casa de las Sirenas. La gran mayoría de ellos aseguran que han escuchado golpes, sonidos o incluso murmullos que eran difíciles de explicar.

Es más, vecinos de esta Casa de las Sirenas han señalado que hay un fantasma que tiene una estrecha vinculación con una leyenda. Todo comienza seis años después de su construcción, cuando el marqués de Esquivel decidió venderla. Desde ese momento, pasó a manos de diversos dueños por lo que tuvo varias funciones, llegando a ser incluso una casa de citas.

Entre los años 70 y 80, la Casa de las Sirenas pasó a estar abandonada. Hasta tal punto llegó el deterioro que robaron tanto las rejas como las famosas sirenas. El fantasma del que todos hablan sería descendiente de la familia Portilla, que llegó a estar confinado en esta edificación por su condición sexual.

Unos creen que se trató de una reclusión voluntaria, y otros que los familiares decidieron atarle ya que no querían que la verdad saliera a la luz. Tampoco se tiene certeza si su muerte fue natural o se produjo un asesinato, pero sí se tiene constancia que él es el fantasma que se encuentra en la Casa de las Sirenas.

...

También te puede interesar...

La Plaza de España y el Parque de Maria Luisa serán espacios libres de humo y estará prohibido fumar

Viajestic » Escapadas

Publicidad