Viajestic » Escapadas

Día de los Muertos

3 Capillas de los Huesos para vivir un Halloween muy especial

Faltan apenas unos días para celebrar a los muertos y hacerlo además con una sonrisa, como hacen los mexicanos, o con mucho miedo del bueno, del que no hace daño, del que se queda siempre en susto ¿podremos hacer una escapadita en el puente de difuntos? ¡quién sabe! claro que, si podemos, nos iremos al Alentejo y visitaremos sus Capillas de los Huesos.

Capela dos Ossos, Evora

Imagen cortesía de Turismo de Alentejo Capela dos Ossos, Evora

Publicidad

¿Eres supersticioso? si es así recorrer las Capillas de los Huesos el Alentejo portugués te hará tocar madera, cruzar los dedos y recurrir a cuantos sortilegios conozcas para ahuyentar a la mala suerte ¿por qué? porque así es como serás recibido en ellas: 'nosotros huesos que aquí estamos por los vuestros esperamos'.

Tres son las Capillas de Huesos más conocidas del Alentejo, la de Evora es de fama mundial pero las de Campo Maior, un pequeño pueblo que hace frontera con Badajoz, y Monforte, cerca de Portalegre, también merecen una visita, eso sí, visítalas sabiendo que lo que vas a ver son obras de arte hechas con huesos o, dicho de otro modo, huesos y calaveras convertidos en obras de arte.

Capilla de los Huesos en Évora | Imagen de Alonso de Mendoza en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

La Capilla de los Huesos de Monforte es la más pequeña de las tres pero no por eso menos espectacular que sus hermanas mayores; es una capilla literalmente forrada con restos humanos que impacta a quienes la visitan a pesar de sus escasos 4 metros cuadrados. La de Campo Maior por su parte es más grande y, en cierto modo, más trágica porque los huesos que la conforman pertenecen a personas fallecidas en una explosión de un depósito de pólvora en 1732, en aquel trágico suceso murieron casi dos tercios de los habitantes de Campo Maior.

La de Evora es, sin duda, la más famosa de las tres Capillas de Huesos que os proponemos visitar; fue construida en el S.XVI por iniciativa de unos frailes franciscanos que querían mostrar de un modo gráfico la fragilidad de la existencia humana y la eternidad de su alma. Las paredes y pilares de esta capilla están revestidos por unas 5000 calaveras y miles de huesos procedentes de los cementerios de la ciudad, descubrirás incluso dos esqueletos enteros colgados en la pared, se trata, según cuenta la leyenda, de los restos de dos hombres (padre e hijo) que fueron maldecidos por una mujer (esposa de uno y madre del otro) en estos términos: ¡que la tierra de vuestras sepulturas no os destruya!.

Publicidad