TURISMO DE MONTAÑA

TURISMO DE MONTAÑA

Cal Griva, una masía con feng-shui

Cal Griva es una casa rural en plena montaña que hará las delicias de los amantes de unas vacaciones tranquilas en el interior. Situada en la provincia de Barcleona, es posible disfrutar en ella de naturaleza, turismo activo, tranquilidad y buena gastronomía, 100% ecológica.

Llegan las vacaciones de verano y lo que buscamos es desconectar. Lo mejor para realmente huir del estrés de la vida diaria es una escapada al interior, lejos de la playa y de los destinos más buscados. Es el momento de la montaña, de disfrutar de la naturaleza y de los paisajes en un ambiente diferente, y de disfrutar de las noches estrelladas y el aire puro y cristalino.

En la preciosa comarca pirenaica de Berguedá, en Cataluña, te espera la tranquilidad lejos de las bulliciosas playas de las costas españolas. En un pequeño pueblecito con encanto, Espunyola, en entorno privilegiado a los pies de los riscos de Capolat, Cal Griva es una casa rural ideal y una opción de turismo sostenible, ecológico y respetuoso con el medio ambiente y con el entorno.

Una casona del siglo XVII, restaurada con mimo y con todas las comodidades, en la que alojarte durante tus vacaciones o en una escapada. Con una curiosidad añadida, ya que la reforma y su decoración siguen las normas del Feng-Shui, con elementos naturales aislantes como la lana de las ovejas en sus muros. Una casa rural climatizada en base a la biomasa. Rústica y acogedora, la casa tiene una capacidad de 17 personas. Cuenta con sala de juegos, chimenea, acceso a Internet, un precioso jardín y barbacoa (desde 960 €/fin de semana).

En Cal Griva se pueden adquirir productos ecológicos y locales, de la propia explotación. Ni se nos ocurre una idea mejor que cocinar con los sabores más auténticos. Ademas, aquí uno puede relajarse en la piscina, dedicar la jornada a pasear o disfrutar del espléndido paisaje. La casa se encuentra rodeada de extensos prados donde pasta el rebaño de ovejas de la propiedad y donde se puede pasear y jugar libremente.

En los alrededores se pueden hacer múltiples actividades, como buscar setas, rutas en BTT, montañismo, senderismo, escalada, trekking, rutas en 4×4 y quads, paintball, parapente, pesca o esquí. También realizar excursiones a parajes naturales como el macizo del Pedraforca, la sierra del Cadí, las fuentes del Llobregat o la ruta ganadera. Y si quieres actividades más tranquilas, puedes visitar el Santuario de Queralt, el Museo de la Seta en Montmajor, el Museo de la Patum, el Museo Textil de la Colonia Vidal o las minas de carbón de Fígols.

Además, en Espunyola, se puede visitar la iglesia de Santa Margalida de Mercadal, de estilo románico y la masía que esta junto a ella que conserva en su interior una prisión medieval. L’Espunyola es un núcleo de origen muy antiguo y aún conserva un cromlec, un sepulcro de la época megalítica. Su castillo ya se mencionaba en documentación a finales del siglo X. Un entorno privilegiado en el que merece la pena perderse.

Disponible en la web especializada Tuscasasrurales.com, es una magnífica idea para disfrutar de un verano diferente.

Más información:
Cal Griva
Tuscasasrurales.com

Marta Rivas | Madrid
| 01/07/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.