España

España

La belleza natural del Parque Nacional de Monfragüe

Exuberante Extremadura

Entre las ciudades de Plasencia, Trujillo y Navalmoral de la Mata, y con el río Tajo como eje, se situa uno de los espacios naturales más importante de España. El Parque Nacional de Mofragüe, el pulmón verde de Extremadura, es verdaderamente único y forma parte de un territorio declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2003. El nombre de esta maravilla de la naturaleza, Monfragüe, tiene su origen en la época romana, Mons Fragorum, Monte fragoso, que significa zona de difícil acceso y llena de maleza. Hoy, este parque es un espacio natural que no te debes perder, una auténtica joya. El parque es uno de los referentes mundiales en materia ornitológica. Cigüeñas negras, buitres negros y águilas imperiales, todos ellos en grave peligro de extinción anidan en los árboles y los acantilados de Monfragüe. En las orillas y cauces del río Tajo y su afluente, el Tiétar, podemos encontrar variedades como el martín pescador, mitos, cormoranes y ruiseñores, además de especies del medio acuático como la nutria Pero también es el hábitat de especies como los ciervos, las jinetas, los tejones, los linces, los gatos monteses, las culebras o ciertos galápagos. Si te gusta la naturaleza y observar a los animales, prepárate para descubrir la fauna y la flora de la Alta Extremadura en todo su esplendor. En el Parque se ubica también el Castillo de Monfragüe, de origen árabe, con una leyenda, la de la princesa Noeima, que vaga eternamente por el monte tras ser castigada por su padre al enamorarse de un cristiano. En Monfragüe no solo hay vestigios de los romanos y de los árabes, de la Prehistoria quedan gran número de pinturas rupestres. En Villarreal de San Carlos, se encuentra el Centro de recepción de visitantes, el Centro de Interpretación del agua y el centro de interpretación de la naturaleza, hay también algunos establecimientos de hostelería, merenderos y servicios públicos. Aquí comienza la visita exclusiva para los amantes de la naturalez. En Monfragüe, puedes vivir una experiencia única, solo hay que seguir las rutas trazadas con vistas a uno de los parajes más espectaculares del lugar, el Salto del Gitano, un acantilado de 300 metros, una mole de cuarcita que se despeña sobre el río Tajo. Y además de disfrutar de la belleza de Monfragüe, hay varios enclaves que rodean este parque nacional y que podemos visitar, como Trujillo, Cáceres o el Valle del Jerte.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.