Viajestic » Escapadas

PAÍS VASCO

Basílica de Begoña de Bilbao: historia y datos curiosos que te sorprenderán

La Basílica de la Virgen de Begoña es una de las edificaciones más espectaculares que podemos encontrar en Bilbao. ¡Es hora de que la descubras!

Basílica de Begoña de Bilbao: historia y datos curiosos que te sorprenderán

Imagen de Manuel Portero en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Basílica de Begoña de Bilbao: historia y datos curiosos que te sorprenderán

Publicidad

La Basílica de la Virgen de Begoña es uno de los lugares que debes descubrir si tomas la decisión de visitar Bilbao. Estamos seguros de que no te dejará indiferente. Para llegar a esta construcción debemos subir esa colina que rodea el centro de la ciudad. Es entonces cuando encontramos dos opciones para llegar hasta ella.

Por una parte, podrás utilizar las largas escaleras de Mallona aunque, por otro lado, también podrás llegar hasta la Basílica en ascensor. Esta edificación se tardó en construir un siglo, es gótica y cuenta con un espectacular arco triunfal en la portada principal. Destaca, a su vez, el espectacular campanario que nos transmite mucha historia. En su interior encontramos a la Virgen de Begoña, patrona de Bilbao y Vizcaya. Es hora de descubrir algunos datos curiosos de esta edificación.

Se construyó donde apareció la Virgen

Esta Basílica se edificó en el mismo lugar donde se encontró la talla, tal y como dice la leyenda. Se dice, a su vez, que se quiso buscar un lugar mejor para poder sustituir a la pequeña ermita que se encontraba en ese lugar, por lo que la Virgen pronunció las siguientes palabras: “Bego oña” (quieto el pie). De ahí que se decidiera ese lugar. El proyecto comenzó en el año 1511, a manos de Sancho Martínez de Arego.

Basílica Begoña
Basílica Begoña | Imagen de Zarateman en Wikipedia, licencia de dominio público

Se costeó gracias al dinero de los fieles

Las limosnas de los fieles, que en su mayoría eran vecinos de Bilbao, fueron parte fundamental de este proyecto. Por ese mismo motivo, esos escudos que coronan los pilares de la nave central tienen emblemas de mercaderes y diversos gremios de la ciudad.

La Basílica ha sufrido los estragos de diversas guerras

Un claro ejemplo lo encontramos en el año 1808, con el durísimo ataque de las tropas de Napoleón, así como las guerras carlistas. Esta edificación ha sufrido diversos daños de este tipo, precisamente, por su estratégica situación sobre la ciudad.

La Catedral de Santiago, muy unida a esta Basílica

Debido a ese lugar estratégico mencionado, así como la posible destrucción de esta edificación, se tomó una decisión. La Virgen de Begoña fue recogida por los fieles y, hasta que el periodo de guerras e incertidumbre terminase, se trasladó a la Catedral de Santiago.

Basílica Begoña
Basílica Begoña | Imagen de Zarateman en Wikipedia, licencia de dominio público

La Leyenda de la “Cámara de la Virgen”

Una de las tantas leyendas que podemos encontrar tiene una estrecha relación con la conocida como “cámara de la virgen”. La podemos encontrar justo detrás del altar mayor y se dice que, aproximadamente en el año 1855, consiguió ayudar a detener el cólera en la ciudad.

La costumbre unida al mar

No solamente la Virgen de Begoña sino también la Basílica tienen una estrecha relación con el mar. En la antigüedad existía una costumbre muy especial, que era la de saludar al Santuario con una oración cuando se lograba divisarlo desde la ría por primera vez.

Publicidad