España

España

Arcos de la Frontera, escapada a la Sierra de Cádiz

Puerta de entrada a la ruta de los Pueblos Blancos

Puerta de entrada de la Ruta de los Pueblos Blancos, Arcos de la Frontera es probablemente uno de los pueblos más bonitos de España, declarado monumento histórico-artístico, se alza encaramado en una peña cortada desde la que se puede disfrutar de unas especataculares vistas del río Guadalete, de ganaderías de caballos, toros de lidia, huertas de naranjos, almendros, vid y olivos. Especialmente desde el balcón de Arcos, en la plaza del Cabildo, paso obligado si visitas la ciudad, ya que se encuentra junto a uno de los monumentos más importantes, la iglesia de Santa María. En el casco antiguo de Arcos rememora su herencia árabe. El legado musulmán, con estrechas y empinadas calles, un laberinto que va desembocando en pequeñas plazas de ambiente muy andaluz, bajo imponentes arcos, maravillosos patios de inspiración andaluza y árabe, el recinto amurallado y el castillo árabe del S. XV, contrasta con las fachadas góticas, renacentistas y barrocas de sus palacios y casas señoriales, y de sus iglesias como la Basílica de Santa María de los Siglos XVI al XVIII o la de San Pedro. Arcos de la Frontera inspiró al músico Manuel de Falla para componer su famoso "El sombrero de tres picos"  La leyenda del Corregidor y la Molinera, trama de la novela del mismo nombre de Pedro Antonio de Alarcón sucede aquí y es una de las  ciudades más evocadas por los poetas. En sus calles encontrarás algunas de las citas literarias que Pío Baroja, Azorín, Jorge Guillén, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Gloria Fuertes o Fernán Caballero le dedicaron. Y muy cerca, unos kilómetros al sur, en Algar, encontrarás un entorno natural magnífico para completar tu estancia con actividades de ocio y deporte. Senderismo en el Tajo del Ýguila, pesca en el río Majaceite, piragüismo y vela en el Embalse de Guadalcacín y también rutas a caballo. Es el primer Pueblo Blanco de la serranía gaditana y cuenta con parajes naturales declarados como la cola del embalse de Arcos y ecosistemas propios con fauna y flora. Arcos de la Frontera es unos de los mejores lugares para pasar unos días en el medio rural, a las puertas de dos importantes Parques Naturales. El de los Alcornocales y el de Grazalema. Puerta a la Ruta de los Pueblos Blancos, pueblos gaditanos y malagueños que se alzan entre las montañas con sus pintorescas casas blancas, es también un punto de partida para las Rutas del Vino, ya que Arcos está a tan solo 30 kilómetros de Jerez de la Frontera.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.