El 23 de abril se celebra en Cataluña la Diada de Sant Jordi, una fiesta popular en la que las calles se llenan de puestos de rosas y libros. En Barcelona a lo largo de la Rambla y del Passeig de Gràcia, varias paradas son el lugar de encuentro de lectores y autores, y punto de venta de puestos de flores repletos de rosas. Cada año con mayor aceptación y mayor ambiente. No hay escritor que quiera perderse esta maravillosa cita. Y es que una de las tradiciones de Sant Jordi, es ya, salir en busca de un buen libro con la firma de nuestro escritor favorito, por lo que, si quieres ser un perfecto cazador de firmas, debes conocer los horarios de firmas de libros de cada librería o centro comercial. El Ateneu de Barcelona celebra este día una jornada de puertas abiertas y varios actos culturales, entre ellos, lecturas en voz alta, concurso de fotografía, y la campaña “¡Per Sant Jordi, salveu un llibre!”, por San Jordi, salvad un libro. Y en L'Auditori, el violinista Pinchas Zuckerman ofrece un concierto acompañado de la Royal Philharmonic Orchestra para los amantes de la música. La Diada, fue declarada en 1995 Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor por la UNESCO. En el siglo XV ya se hacía en Barcelona una feria de rosas con motivo de Sant Jordi, donde acudían sobre todo novios, prometidos y matrimonios jóvenes, y esto hace pensar que la costumbre de regalar una rosa tiene su origen en esta fiesta, que se celebraba en el Palau de la Generalitat. En 1929, durante la Exposición Internacional de Barcelona, los libreros decidieron organizarse y salir a la calle a montar puestos para presentar novedades y fomentar la lectura. La iniciativa tuvo tanto éxito que se decidió cambiar la fecha y establecer como Día del Libro el 23 de abril, fecha que coincide con la muerte de dos grandes autores de la historia de la literatura: Cervantes y Shakespeare. La costumbre antiguamente era que los hombres regalaran una rosa a las mujeres y las mujeres un libro a los hombres. Hoy en día, esta costumbre ha ido evolucionando y se sigue regalando una rosa, pero es el día en el que los libros toman las calles y se regalan a los seres queridos. El día de Sant Jordi, patrón de Cataluña, es una fiesta que con los años ha adquirido un tono reivindicativo de la cultura catalana, los balcones de la ciudad se engalanan con la bandera, como ocurre en más fechas señaladas del país. Pero no solo en Barcelona, toda Cataluña celebra esta fiesta, ya tradicional. En cualquier rincón, pueblo o ciudad la gente disfruta la jornada en la calle, en busca de un buen libro, de cultura, de rosas, de fiesta popular y de color. También en otros puntos de España vas a poder ver espacios con venta de libros en las calles y rosas para regalar y sorprender. Las buenas costumbres se van extendiendo. El 23 de abril tienes una cita en algún lugar de la Comunidad de Cataluña para celebrar la Diada de Sant Jordi. Regala rosas y libros y disfrútala.